- Publicidad -

Hemos tenido el privilegio de ir en primera persona hasta la fábrica de Audi en Ingolstadt, Alemania, para poder tocar y montarnos por primera vez en el nuevo Audi Q8. No lo hemos conducido, pero solo con esta visita nos morimos de ganas. El nuevo Audi Q8 no es solo una carga infinita de diseño, la tecnología que lo acompaña es absolutamente deslumbrante.

Audi Q8

Para situarnos en el tamaño, sus dimensiones son de 4.986 x 1.995 x 1.705. Esto significa que al lado del Audi Q7 (5.052 x 1.968 x 1.741), estamos ante un coche más corto, y algo más ancho. También es unos milímetros más bajo y con una caída coupé en la parte trasera, y por lo tanto, la sensación que da es de ser mucho más deportivo. Y por supuesto, con estas proporciones, imaginaros el espacio que hay dentro, tanto en la parte de delante como en la de detrás. El maletero tiene una capacidad de carga de 605 litros, y si le tumbamos los asientos, de 1,755 litros.

Los asientos delanteros están disponibles en cuatro diseños, entre los que destacan los más altos de gama, los asientos deportivos S, personalizados y con ventilación de serie. Una función de masaje está disponible para todas las variantes bajo pedido. Para la parte posterior existe la posibilidad de montar tres asientos individuales con regulación longitudinal.

El Audi Q8 iniciará su comercialización con el motor 3.0 TDI (Q8 50 TDI). Rinde una potencia de 286 CV y entrega un par máximo de 600 Nm. Este motor permite que el SUV acelere de 0 a 100 km/h en 6,3 s y alcance una velocidad punta de 232 km/h. Con este motor bajo el capó, el peso en vacío del Audi Q8 es de 2.145 kilogramos, incluyendo la sofisticada tecnología MHEV con batería de iones de litio.

Un motor diésel de 3 litros pero con 231 CV para la versión Q8 45 TDI, y el gasolina 3.0 TFSI de 250 340 CV de la variante Q8 55 TFSI completarán la gama a lo largo del año que viene. Por supuesto, el nuevo Audi Q8 es tracción Quattro con un diferencial central mecánico que transfiere la potencia al eje que disponga la mejor tracción.

Pero lo que más impresiona del Audi Q8 es como interactúa con el conductor. Es imposible sentirse solo dentro de este coche, que se adapta a todas tus necesidades con frases tan simples como “tengo frío”, “llévame a Madrid” o “tengo hambre”. El sistema procesa todas las preguntas y comandos de dos maneras: con información de a bordo y con el conocimiento almacenado en la nube. Y de esta forma, te baja la temperatura del habitáculo, te marca la mejor ruta en el navegador, o te busca un restaurante cerca.

Audi Q8

Podríamos estar horas y horas descubriendo las entrañas del nuevo Audi Q8, pero aún tenemos que esperar unas semanas. A España llegará en julio, y de serie contará con elementos como la suspensión adaptativa, las llantas de 19 pulgadas, las luces LED, el sistema MMI Navegación plus y climatizador bizona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.