- Publicidad -

La marca nipona no pasa desapercibida por el Salón de Ginebra 2019, ha aprovechado el evento para presentar un nuevo prototipo Nissan IMQ. Con su diseño avanzado y con toda la tecnología que incorpora, Nissan pretende dar un golpe en la mesa y demostrar su liderazgo en el segmento de los crossovers. El IMQ toma su nombre de “Nissan Intelligent Mobility”, basado en 3 pilares fundamentales: Autonomía, electrificación y conectividad.

IMQ

Este nuevo ejemplar combina a la perfección la herencia japonesa y las últimas innovaciones en la industria automotriz, montando un sistema e-POWER. Este motor ofrecerá a los clientes una potencia de 250 kW y 700 Nm de par. El nuevo sistema de tracción total multi-motor totalmente eléctrico, es el encargado de transmitir toda esta potencia a cada una de las ruedas del vehículo, ofreciendo un control y una tracción total más que fiable en aquellas condiciones de poco agarre.

Este nuevo prototipo adopta un diseño limpio y sencillo, que se combina a la perfección el interior y exterior. Nissan no ha escatimado en introducir todos esos atributos atrevidos que últimamente vemos en los nuevos modelos, por lo tanto, sigue la nueva línea de diseño de la marca japonesa. En la parte delantera vemos un atrevido morro, con la parrilla conectando verticalmente con el capó y horizontalmente con el parachoques delantero, generando unas esquinas bien marcadas en los contornos exteriores. La parte trasera está en sintonía con el diseño frontal del coche, y también contribuye con su diseño, al rendimiento aerodinámico del vehículo con líneas rectas verticales y horizontales.

IMQ

Lo primero que nos salta a la vista si vemos el Nissan IMQ de perfil, son sus grandes llantas de aleación de 22″ con neumáticos inteligentes Bridgestone Connect a medida. Digo inteligentes debido a que estos neumáticos son capaces de transmitir información al conductor a través de la interfaz gráfica de usuario. Se preguntarán, ¿qué tipo de información nos puede transmitir los neumáticos?: La carga, la presión, la temperatura, el nivel de agarre, el desgaste y el estado de los neumáticos.

El interior también es una gran demostración de tecnología y diseños avanzados, transmite una sensación futurista. Incorpora el característico panel de instrumentos con forma de “ala planeadora”, además de una consola central que se extiende entre los asiendo delanteros hasta la parte trasera del habitáculo.

Como hemos visto hasta ahora, el IMQ es toda una exhibición de innovación, pero no se queda ahí, sino que aporta mucha más tecnología. Ejemplo de ello es el “Invisible-to-Visible” de Nissan, una interfaz 3d con la que el mundo real se combina con el virtual. En castellano, permite ver al conductor detrás de las esquinas, consultar información precisa sobre atascos de tráfico e incluso disfrutar de la compañía de un pasajero virtual gracias a un avatar 3D de realidad aumentada que se proyecta dentro del coche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.