El NIO EP9 ha logrado batir un nuevo récord de vuelta rápida en el Nürburgring Nordschleife, parando el crono en 6 minutos 45 segundos y 9 centésimas.

Si hace poco os hablábamos de la gama NIO que se presentaba en el Salón de Shanghái, con su nuevo EP 8 un SUV totalmente eléctrico con unas prestaciones de infarto y una tecnología vanguardista. Hoy el NIO EP9, el superdeportivos eléctrico más rápido de Nürburgring, ha vuelto a batir otro récord más.

NIO EP8

Gerry Hughes, jefe de performance y director de NIO explicó: “En octubre de 2016, tuvimos como objetivo establecer un nuevo récord de vuelta rápida para un vehículo eléctrico con nuestro NIO EP9. En las condiciones de tiempo por las que el circuito de Nürburgring es conocido, el NIO EP9 completó dos vueltas de 20,8 en el ‘infierno verde’, uno de los cuales fue de 7 minutos y 12 segundos, batiendo el anterior récord EV por vuelta, por lo que es el coche eléctrico más rápido en el mundo. 

El nuevo récord de vuelta del NIO EP9 es 19.22 segundos más rápido que su tiempo de vuelta anterior. Este es un logro fabuloso para NIO y estoy muy orgulloso del equipo que ha trabajado sin descanso para lograr este reconocimiento “

El NIO EP9 tiene una potencia de 1 mega vatio, lo que equivale a 1342 CV de potencia, con una velocidad máxima de 313 km/h, acelerando en parado de 0 a 200 km/h en 7,1 segundos, como os hemos explicado, este superdeportivo eléctrico, ha batido otros récords como la vuelta rápida en el Circuito de las Américas. Con un precio de 1,48 millones de euros, del que solo se produijeron 6 unidades.

El mes pasado, NIO anunció que tiene planes para producir un segundo lote de diez EP9, y cada uno será hecho a la medida. En marzo, NIO ha anunciado que va a tener sus vehículos eléctricos autónomos en el mercado de Estados Unidos en 2020. La compañía también dio a conocer “NIO EVE” – la forma de realización de su visión para el futuro del vehículo autónomo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.