En su labor por encontrar soluciones innovadoras para neumáticos que respondan a las necesidades de los consumidores, Goodyear ha presentado en el Salón de Tokio 2015 dos prototipos futuristas. Uno de ellos es el BHO3, un neumático que genera electricidad gracias a la acción de materiales  termoeléctricos y piezoeléctricos.  El material termoeléctrico transforma el calor generado durante la rodadura, mientras que el material piezoeléctrico transforma la presión que se crea por la deformación de la estructura. Teniendo en cuenta que la demanda de coches eléctricos crece, esta tecnología tiene el potencial de contribuir de manera significativa a solucionar los retos del futuro de la movilidad.

El otro neumático presentado es el Triple Tube, que ajusta la presión según las condiciones de la carretera. Este neumático utiliza una bomba interna que mueve el aire desde la cámara principal hacia las tres cámaras individuales. Dependiendo de las condiciones de la carretera, el neumático se ajusta de forma automática en tres posiciones diferentes: la posición Eco/Safety, que ofrece una menor resistencia a la rodadura; la posición deportiva, que aporta a los conductores buena manejabilidad en seco gracias a una huella de contacto optimizada; y  la posición seguridad sobre mojado, que ofrece resistencia al aquaplaning gracias a una banda de rodadura elevada en el centro del neumático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.