Hace unos meses que os contamos que este año el Porsche 917 cumplía 50 años, así que para honrar tal hito, el Museo Porsche ha decidido abrir una exposición dedicada al más mítico de los coches de carreras. Bajo el nombre “50 años del Porsche 917, Colores de Velocidad”, habrá un total de 14 muestras, incluyendo 10 modelos del 917 que suman 7.490 CV en total, y que se podrán ver del 14 de mayo al 15 de septiembre.

El primogénito como el primer día

En 1969 se creó la primera unidad de esta leyenda con el único propósito de ganar en las 24 Horas de Le Mans y el campeonato de constructores del Grupo 4. Fue el primero de 25 unidades, número necesario para su homologación. Aquí empieza la historia.

Aquel 917 se ha devuelto hoy a su gloria inicial con el trabajo de mecánicos del museo, técnicos e ingenieros de Zuffenhausen y Weissach, y gracias al archivo de Porsche, así como la colaboración de otras compañías. Ahora luces exactamente igual que aquel 12 de marzo de 1969 cuando se presentó al mundo en el Salón de Ginebra.

917 Short tail, el ganador de 1970 y 1971

Otros dos 917 muy especiales en esta exhibición son los coches que ganaron por primera vez para Porsche las 24 Horas de Le Mans en 1970 y 1971. El primero fue un 917 KH (short-tail) pilotado por Hans Hermann y Richard Attwood con el número 23 con el famoso Salzburg Design en rojo y blanco.

Porsche 917 KH

El siguiente año, Helmut Marko and Gijs van Lennep no solo ganaron, sino que además marcaron dos récords en la famosa carrera de resistencia, cubrir 5.335 km a una velocidad media de 222.3 km/h. En 39 años no se batió tal marca.

¿Qué hace un 911 dentro de la muestra?

Como ocurre hoy en día, aquel coche de carreras también fue un banco de pruebas para mucha tecnología que llegaría después a los modelos de calle, incluyendo un 917 PA Spyder con 16 cilindros, todo un modelo experimental.

El 911 Turbo expuesto es el ejemplo de como la tecnología saltaba del circuito a la producción, como en este caso los turbos y el sistema de frenado. Con este modelo en 1974 llegó la tecnología de turbos de los 917/10 y 917/30.

Cuatro años después, el 911 Turbo también recibió el sistema de frenado que el 917 usaba de una forma muy similar. Usaba pinzas de cuatro pistones y estas estaban hechas en aluminio, igual que el coche de carreras.

No es la única muestra de tecnología, también se ilustra el motor de 12 cilindros creado por Hans Mezger, con exposiciones de sus diferentes partes, así como partes de la carrocería para enseñar el laborioso proceso de creación que necesitó el 917-001 para ser restaurado él y su carrocería de fibra de vidrio.

Además también habrá objetos y elementos que se usaron para el desarrollo de los propios coches, como un modelo a escala 1:4 de 1970, diseñado para el desarrollo del famoso “Pink Pig” o 917/20.

El modelo a escala se creó por un equipo a las órdenes de Anatole Lapine, Jefe de Diseño en aquel momento, también de los 911 de la época. Más de 40 años después los diseñadores crearon un concept que homenajeaba aquel exitoso legado, pues en 2013 nacía con el nombre de “917 Leyenda Viva” un prototipo que se presenta ahora por primera vez en el Museo Porsche al público.

Este modelo a escala 1:1 está hecho de arcilla de modelar, y la idea era dar forma al retorno de Porsche a la clase LMP1 de las carreras de resistencia, así como volver a ganar en Le Mans. Un pequeño grupo de diseñadores e ingenieros diseñaron ese tributo al 917 con el número 23 en solo seis meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.