La historia de un fabricante es como las personas, es una vida llena de momentos, anécdotas y vivencias. Mazda abre el primer museo en Europa, Ausburg, en Alemania tendrá el privilegio de albergar una colección de coches de la marca que nació en Hiroshima, además del privilegio de ser el único museo fuera de Japón.

El museo del automóvil de Mazda llevará el nombre de Museo del Automóvil Frey, un proyecto que ha impulsado el distribuidor local Mazda Auto Frey con el respaldo de Mazda Alemania, 45 son los vehículos que forman parte de este museo, incluyen modelos clásicos como prototipos o algunos de edición limitada, la mayoría han estado disponibles en Europa, pero algunos vienen de otras partes del mundo.

Si tenemos el gusto de visitar el museo, nos encontraremos algunos modelos como un Mazda Cosmo Sport de 1967, varias generaciones del RX-7 un Luce R130 de 1969, además de curiosidades como un autobús o un pick up con motor rotativo, que ha tenido gran presencia en la vida de la marca nipona.

Como fabricante en sus casi 100 años de historia puede presumir de muchos hitos en el automovilismo, la variedad de modelos que podemos encontrar en este museo denota la tecnología de vanguardia que han plasmado en sus vehículos. Otros de los modelos que podemos encontrar son: un R360 de 1960 el primer coche de pasajeros de producción en cadena, un camión de tres ruedas K360, un Mazda Familia 1000 coupé de 1966 o un AZ-1 de 1992 que contaba con motor central aligerado para este coche deportivo.

Los coches sorprenden que son propiedad de la familia Frey, dueños del concesionario; exhiben 45 modelos que llevan muchos años en su familia, incluso destacar que, Walter Frey y sus hijos Markus y Joachim han restaurado personalmente muchos de los coches viajado por el mundo en busca de algunos modelos de Mazda clásicos.

“Únicamente impresionante, el primer museo Mazda fuera de Japón representa un sueño hecho realidad para la familia Frey para compartir con el público nuestra colección de los Mazda vintage de todo el mundo” comentó Akira Marumoto vicepresidente ejecutivo. “Todo el mundo en la sede de Mazda está muy orgulloso de que los Frey sean una parte de nuestra organización y hayan creado algo tan extraordinario.”

Los vehículos irán rotando según pase el tiempo, explican que tienen más de 120 joyas  guardadas para la exposición, y esperan algún día que el centro se convierta en un lugar de reuniones para los coches de la época, así como de eventos clásicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =