- Publicidad -

La marca japonesa ha resucitado el apodo “Evolution” con su nueva prototipo que mostrará durante el Salón del Automóvil de Tokio, el Mitsubishi e-Evolution SUV concept.

Tendrá una naturaleza 100% eléctrica, con un sistema de tracción a las cuatro ruedas que se monta en el SUV Coupé que es presentado por Mitsubishi como “un coche prototipo tecnológico”, mostrando las primeras pinceladas de los trenes de potencia eléctricos y con la posibilidad de alcanzar un nivel 4 de conducción autónoma, el cual permite al conductor desentenderse de la carretera.

Mitsuhiko Yamashita, vicepresidente ejecutivo de Mitsubishi, describe a este nuevo modelo como la representación del comienzo de un nuevo camino en el fabricante nipón. Las líneas exteriores nos muestran lo que será en un futuro el rival directo del Nissan Juke, el cual llegará al mercado en 2018/19. La tecnología que monta este prototipo es altamente posible que la equipe un modelo de producción, pero aún Mitsubishi no ha decidido si se utilizará para un modelo Evo.

Se estima que para 2022 llegará el siguiente miembro de la familia Evo, aunque todavía no existen una planificación concreta para dar a luz al mismo. Por ello, Mitsubishi esta manteniendo sus opciones abiertas en cuanto a qué tipo de vehículo adoptará el siguiente Evo. Representa una tecnología que estará disponible en los vehículos de producción del futuro, mostrando las capacidades de la marca a la hora de crear un SUV completamente eléctrico que muestra la filosofía que tendrán los modelos de la siguiente década.

Tres motores eléctricos propulsan al SUV medio– uno en la parte frontal y otros dos en la parte trasera- con un sistema de reparto de par vectorial en el eje trasero. Montará el sistema de tracción total S-AWC, el cual posibilitará altas prestaciones fuera de carretera.

Su diseño es muy angular con líneas muy marcadas que no posiblemente se evaporen a la hora de crear el coche de producción. Dentro, la tecnología del e-Evolution usa realidad aumentada, la cual proporciona información al conductor de manera más eficiente, e inteligencia artificial, para cubrir todas las funcionalidades de la conducción autónoma. Yamashita afirma que el interior muestra la nueva corriente de diseño que la marca para el futuro.

Como curiosidad, Mitsubishi ya tuvo un modelo “Evo” todoterreno. Era una variante del Mitsubishi Pajero Evolution, en un intento de homologar coches para la competición para utilizarlos para correr el Dakar. Estamos acostumbrados, sin embargo, a ver el apellido Evolution en berlinas deportivas, ¿estamos preparados para abrazar la nueva temática SUV deportiva con un apellido que no pertenece a ese segmento?