- Publicidad -

Con motivo de las épocas que corren tan tecnológicas, el fabricante británico de coches MINI, vuelve a demostrar su aspiración por una conducción exclusivamente eléctrica con un nuevo concepto de uno de sus iconos. El clásico Mini Electric combina el aspecto histórico del vehículo pequeño más deseado en el mundo con una innovadora tecnología de propulsión para el futuro de la movilidad urbana presentándolo en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York 2018.

Con este vehículo único, MINI envía una clara señal de su compromiso de conservar el carácter inconfundible de la marca a la vez que adopta la pionera tecnología de cero emisiones. El clásico Mini Electric es el resultado de un viaje imaginario a través del tiempo, donde la historia del modelo clásico se amplía con otro capítulo. De esta forma, el MINI se convierte automáticamente en el embajador de la conciencia medioambiental y en una nueva forma de movilidad sostenible cuyo futuro, realmente, acaba de empezar.

Mini Electric

Aunque el MINI Electric se anunció en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2017, y ya prepara el camino para el primer vehículo totalmente eléctrico de la marca que se presentará en 2019, justo a tiempo para el 60º aniversario del clásico Mini. El vehículo de producción totalmente eléctrico se encuentra actualmente en la fase de desarrollo, que se basa en el MINI 3 puertas y se fabricará por primera vez en la planta de MINI en Oxford el próximo año. El paisaje de la movilidad urbana eléctrica pronto se beneficiará de la llegada de un nuevo modelo, repleto de carisma, estilo individual y diversión.

Una vez más MINI asume un papel pionero en la movilidad sostenible dentro de BMW Group en el que ya tienen dirigido el camino hacia una nueva era de la movilidad eléctrica: MINI ya ha dado otro paso adelante. El clásico Mini Electric presentado en Nueva York seguirá siendo único. Una versión posterior y cuidadosamente renovada del clásico Mini Cooper sirve de base para este vehículo tan especial. El exterior en rojo se complementa con un techo en blanco de contraste y una franja característica en el capó, con el logotipo “MINI Electric” en amarillo en el emblema de la marca y las ruedas. Este clásico eléctrico sigue siendo fiel a la marca, tanto en términos de aspecto visual como de características de conducción. La potencia espontánea de su motor eléctrico proporciona una nueva dimensión a la inconfundible sensación de kart que impulsó al pequeño vehículo británico original hasta la popularidad mundial. ¿Te atreverás a llevar un MINI Electric?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.