MINI y John Cooper Works son sinónimo de competición, deportividad y adrenalina. No hay un solo modelo de la marca inglesa que lleve ese apellido y no sea emocionante. Pero incluso eso se puede mejorar, ahí están los pasados John Cooper Works GP. Pues bien, MINI ha decidido crear una interpretación aún más radical de esas versiones con el MINI John Cooper Works GP Concept, un anticipo de lo que podría ser una nueva versión de ese MINI JCW GP pero en versión futurista de lo que se mostró en 2006 y luego en 2012. ¿Radical? Sí ¿Atrevido? Tiene que serlo. 

Soñar es gratis pero por ahora esto es solo un concept. Aunque a veces MINI ha acabado creando las versiones reales, o incluso adquiriendo rasgos de los prototipos para los modelos de calle, este MINI John Cooper Works GP Concept es eso, un prototipo, uno que nos encantaría ver hecho realidad, sin importar si su espectacular estética pierde algo de agresividad entre la mesa de diseño y la línea de montaje. Lo cierto es que por ahora no hay versión GP del actual MINI.

No sabemos que motor lleva, pues la firma británica no lo ha desvelado, pero seguro que de llegar a la calle seria igual de deportiva que su imagen. Una imagen única, con grandes pretensiones de ser un coche de carreras para la calle, todo un kart hecho coche, como es el espíritu de MINI y JCW. Si llegara a ser una realidad sería una muy exclusiva y limitada, como lo fueron los anteriores John Cooper Works GP. 

Este MINI John Cooper Works GP Concept es una versión mucho más agresiva, con una estética dominada por apéndices aerodinámicos y una carrocería más ancha en su parte trasera. Es aquí donde impone más por su alerón y sus faros con el diseño de la bandera británica, así como un enorme difusor trasero.

Dentro no queda apenas anda de un MINI de calle. La marca ha interpretado que para ofrecer la máxima deportividad hay que suprimir lo prescindible y lo que pueda distraer. Para empezar es un biplaza, pues a las espaldas de los espectaculares asientos tipo baquect solo hay una jaula de seguridad. Incluso hay barras de refuerzo en los laterales para prevenir impactos no deseados en esa zona.

Los asientos deportivos llevan arneses de seguridad como los de un coche de competición, la parrilla exterior es mucho más bruta, su spoiler delantero casi de carreras y en el lateral luce el número 59, homenaje al año de creación del MINI. Sus llantas de 19″ multirradio terminan de culminar una estética de competición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.