Si el MINI John  Cooper Works ya es atractivo y divertido a partes iguales, su recién descubierta versión cabrio lo es aún más. Que mejor que la velocidad y la deportividad a cielo abierto, y más en un icono como el MINI Cooper. Por supuesto este MINI John Cooper Works Cabrio no pierde ninguna cualidad de su hermano techado. Mantiene ese look racing con su imagen diferenciadora de la gama MINI, gracias a ese frontal y sus colores y franjas.

MINI John Cooper Works Cabrio

Para mover a este atrevido compacto se cuenta con un motor de cuatro cilindros 2.0 de tecnología TwinPower Turbo. Al igual que la versión normal desarrolla 231 CV y 320 Nm. Por supuesto cuenta con el cambio manual de seis marchas de serie, pero para aquellos que prefieran centrarse en su manejo opcionalmente pueden pedir el cambio Steptronic de seis marchas también , con el que el consumo se puede bajar hasta unos increíbles 5.9 litros a los 100 km, teniendo en cuenta sus prestaciones. El hecho de no tener techo rígido no le impide moverse con rapidez, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y llegar hasta los 242 km/h.

MINI John Cooper Works Cabrio

El MINI John Cooper Works Cabrio es de tracción delantera, con un chasis deportivo  y unos frenos a la altura gracias a Brembo, equipados tras las llantas de 17 pulgadas específicas para los modelos JCW. Su faldón delantero marca su carácter con esas entradas de aire, unos umbrales laterales y faldón trasero diferentes a los modelos de serie. Para iluminar bien el camino equipa faros LED con luces intermitentes blancas y también LED en los pilotos posteriores. Para presentar este modelo MINI ha elegido el Rebel Green, único para los JCW.  La capota es totalmente eléctrica por primera vez y se ha cuidado todo detalle par que sea silenciosa. En 18 segundos podemos disfrutar de la conducción a cielo abierto, incluso circulando, hasta 30 km/h. Y para un toque más “british” podemos contar con la capota MINI Yours con la bandera de la Union-Jack entretejida.

MINI John Cooper Works Cabrio

Si queremos llevar equipaje con nosotros disponemos de 215 litros de maletero con el techo cerrado y 160 si lo plegamos. Como no, su interior mantiene el diseño de John Cooper Works con asientos deportivos de acabado Carbon Black, listones embellecedores de JCW en umbrales de puertas y un volante deportivo forrado en piel, con levas en caso de contar con cambio automático. Además los instrumentos y marcos del panel central tienen un diseño específico y los pedales son de acero inoxidable.

MINI John Cooper Works Cabrio