Biplaza, radical y con una producción limitada a 3.000 unidades, el nuevo Mini JCW GP ya es una pieza de colección que durará poco en los concesionarios.

Estamos en Los Ángeles (EE.UU), y hemos tenido la oportunidad de probarlo en circuito. Toda una experiencia donde hemos podido comprobar que Mini ha hecho de este coche una máquina definitiva. Un pequeño superdeportivo de carreras que nos ha sorprendido por su buen comportamiento sobre el asfalto más radical.

Los Mini JCW GP ya comienzan a ser una estirpe deportiva, porque el nuevo se suma a las versiones GP que se lanzaron en 2006 y en 2012. Los dos fueron biplazas y sobrealimentados (el de 2006 con compresor y el de 2012 con turbo) como el actual. Hemos ido hasta Los Ángeles para conocerlo en primera persona y nos hemos subido como copilotos junto a un piloto profesional, ya que de momento ningún medio ha podido conducirlo.

De izquierda a derecha: JCW GP 2012, JCW GP 2019 y JCW GP 2006.

75 CV extras

El Mini JCW GP de 2019 lleva bajo el capó un motor 2.0 turbo que entrega 306 CV a 5.000 rpm. y 450 Nm de par máximo desde las 1.750 rpm. El sistema de refrigeración ha sido potenciado para que el coche pueda usarse tanto en carretera como en uso intensivo en circuito.

Lleva la misma mecánica que el BMW M135i con tracción total, pero en el caso del Mini la potencia se transmite solo a las ruedas delanteras. Por supuesto integra un diferencial autoblocante mecánico para poder trasmitir eficazmente tanta potencia al asfalto. El cambio es automático de ocho marchas y no hay opción de pedirlo manual.

El aumento de potencia respecto al Mini JCW es notable, nada menos que 75 CV más. Gracias a esto la respuesta es inmediata, acelera de 0 a 100 en 5,2 segundos y alcanza 265 km/h, unas cifras que hasta hace poco estaba reservada a deportivos de alto nivel.

Aspecto radical

El nuevo Mini JCW GP no pasará desapercibido, y a sus dueños les gustará que esto sea así. Su llamativo aspecto recoge el estilo del prototipo GP Concept presentado en 2017. Destacan los pasos de rueda anchos hechos de un material termoplástico y fibra de carbono (aclaran que están hechos con material reciclado de la producción del i3 y el i8).

Pero sobre todo destaca el enorme alerón, el más grande empleado nunca por un Mini. Las llantas de 18 pulgadas son nuevas pero mantienen es estilo de las anteriores generaciones de Mini GP. También es espectacular el doble escape deportivo central, al estilo de los que llevan los Porsche 911.

La carrocería va 10 mm más cerca del suelo que el Mini JCW, lleva frenos más potentes (con pinzas rojas) y aseguran que con la suspensión que han desarrollado su paso por curva y su capacidad de aceleración lateral es espectacular. El control de estabilidad DSC se puede desconectar y también se puede poner en el modo “GP”, más permisivo.

En el interior hay solo dos asientos y el estilo es de carreras. El display digital es específico para este modelo y entre las opciones está el climatizador automático o el Connected Navigation Plus package, pero el Connected Media System (para integrar el smartphone) es de serie.

Deportivo, normal o eléctrico… tú decides.

Las 3.000 unidades (solo disponibles en color gris metalizado) se distribuirán por todo el mundo y en el Reino Unido se venderá el lote principal, 575 unidades. Aún no hay precio oficial y no sabemos cuantas unidades llegarán a España, pero si quieres uno conviene que seas rápido en pedirlo.

1 Comentario

  1. El golf R mismo cubicaje i 6 cv menos pero acelera mas , le saca 3 decimas ( 0-100 en 4.9″) i dispone de 5 plazas. Porque ? Sin duda por la fantastica transmision a las 4 ruedas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.