Quién le iba a decir a Sir Alec Issigonis que 60 años después de crear el MINI nacería una versión eléctrica. Hoy hemos sido testigos en Róterdam de la llegada al mundo eléctrico del icono de la movilidad urbana por excelencia, el MINI Cooper SE. Es el primer modelo 100% eléctrico de producción de la marca inglesa, que se suma al MINI Countryman híbrido enchufable para encabezar la ofensiva eléctrica de la marca.

MINI ha mantenido las proporciones del MINI actual, presentándonos este MINI Electric en formato tres puertas, como nació el original. Para diferenciarlo del resto de la gama, añade estos detalles amarillo fosforescente, así como otros elementos únicos.

La parrilla es por supuesto cerrada, con diseño nuevo y el logo del modelo eléctrico. Tampoco faltan unas llantas carenadas de cuatro radios, aunque habrá otro modelo exclusivo para el Cooper SE, en medidas de 16 y 17 pulgadas. Sin embargo, la toma de carga se mantiene en el lugar de la boca de repostaje habitual, en la zona trasera derecha.

MINI Cooper SE

A nivel de medidas, la única diferencia es que este MINI eléctrico es ahora 18 mm más alto que una versión de motor de combustión. Para su peso extra MINI ha recalibrado la suspensión y el control de estabilidad, todo para que esa filosofía “go-kart” se mantenga intacta. Gracias a las baterías y el motor eléctrico se compensa la altura extra, y se logra bajar el centro de gravedad 30 mm.

MINI Cooper SE interior

Para el interior el MINI Cooper SE podría parecer un modelo convencional dado que todo tiene el mismo diseño, si no fuera porque lleva instrumentación específica digital que informará de datos como el estado de la batería. Como tecnología única para este modelo, los ingleses han ideado una bomba de calor para recuperar el calor sobrante de la mecánica, lo que ayudará a que el coche consuma menos energía para mantener la temperatura interior deseada.

MINI Cooper SE

Bajo su icónica piel, el MINI Cooper SE esconde un motor eléctrico de 187 CV y 270 Nm de par. Sus prestaciones son un 0 a 60 km/h de 3,9 segundos, y hasta los 100 km/h en 7,3 segundos, con una velocidad máxima de 150 km/h. Aquí se incorpora un sistema que imita al “freno motor” para la recuperación de energía con solo soltar el acelerador, y que contará con dos niveles de intervención, facilitando la conducción con un único pedal.

Asociado lleva la batería de iones de litio con una capacidad de 32,6 kWh, colocada bajo el suelo del MINI Cooper SE, con la que la firma asegura que tendremos entre 235 y 270 km de autonomía. Gracias a su ubicación el maletero del MINI de 3 puertas se mantiene en los 211 litros ya disponibles.

Para recargar el Cooper SE, podremos hacerlo en todo tipo de tomas. En un Wallbox con una potencia de 11 kW, este MINI pasa al 80% de carga en 2 horas y media, necesitando una hora más para llegar al 100%. En tomas de carga rápida de hasta 50 kW el 80% de la carga se obtiene en solo 35 minutos.

El MINI Cooper SE se empezará a fabricar en septiembre de este año y llegará más adelante, con un precio aún sin confirmar para España. Eso sí, de serie llevará luces LED, climatizador bizona y navegador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.