Mercedes parece dispuesta a ampliar su oferta de variantes AMG y después de la saga 43 nos presentó lo que parece el principio de una nueva era en Affalterbach, las variantes 53. Estos son versiones de seis cilindros mild-hybrid, es decir, con un sistema eléctrico de 48 voltios y tracción total. Por primera vez llega a toda la familia Clase E, pues hasta la fecha solo era propia del CLS y los coupé y cabrio del Clase E, presentándonos el Mercedes AMG E 53 4Matic.

Mercedes AMG E 53 4Matic

Por lo tanto, en el Mercedes Clase E, este AMG E 53 se convierte en la versión deportiva de acceso, sustituyendo al AMG  E 43. Bajo el capó lleva el nuevo bloque de 3.0 litros biturbo de seis cilindros en línea y el compacto motor eléctrico llamado EQ Boost, alojado entre el cambio y el motor. Básicamente es un sistema “semi-híbrido”, ya que el sistema eléctrico ayuda al motor de combustión, pero el motor también cumple la función de alternador y motor de arranque.

La mecánica del AMG E 53 se compone de un bloque de gasolina de 435 CV y un par de 520 Nm, que llegan a 6.100 rpm y entre 1.800 y 5.800 respectivamente. Gracias a que el apoyo eléctrico ayuda en los arranques desde parado y en las inercias sin acelerar, se consigue un consumo homologado de 8,6 litros. El sistema eléctrico de 48 V proporciona un extra de 22 CV y 250 Nm.

Mercedes AMG E 53 4Matic

Asociado llevamos el cambio AMG Speedshift TCT 9G de nueve marchas, que envía la potencia a las cuatro ruedas gracias al sistema AMG Performance 4Matic de tracción total. Con todo esto es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos, con una velocidad máxima de 250 km/h. Pero si se equipa el paquete AMG Driver, novedad para la versión, se puede incrementar las cifra de velocidad punta a 270 km/h, por si nos gusta ir más ligeros por la Autobahn.

En los nuevos Mercedes AMG E 53 en carrocería berlina y Estate se equipa un nuevo sistema de frenos. Son unos discos ventilados y perforados de 370 mm delante y 360 mm detrás, con pinzas de cuatro pistones en el eje delantero y flotantes de un pistón para el eje trasero. El sistema de suspensión se mantiene, contando con la neumática AMG Ride Control+ de ajuste continuo y de tres modos: Comfort, Sport y Sport+.

Mercedes-AMG-E-53-4Matic

En cuanto a su estética, se diferencia del resto de la gama por un nuevo capó con dos nervios centrales, las molduras decorativas de las colas de escape, el difusor trasero o las llantas opcionales de 20 pulgadas en cinco radios.

Para el interior del Mercedes AMG E 53 4Matic hay una tapicería especial, con costuras en color rojo en contraste, con los cinturones de seguridad en el mismo color. El volante es el AMG Performance de nueva factura, tenemos la instrumentación digital de dos pantallas, molduras en carbono o fibra de vidrio mate y como opción, los asientos Performance en cuero Artico sintético y Microfibra Dinamica, o el Head-Up Display.

Audi S5, Infiniti Q60 S y Mercedes-AMG C43, la hora de los cupés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.