La gran berlina de Mercedes ser renueva. Al menos de forma sutil por fuera pero eficiente por dentro. En el Salón del Automóvil de Shanghai se ha dado a conocer el nuevo Mercedes Clase S 2017, que llega con una gama de motores totalmente nueva y más eficiente, además del confort de siempre llevado a un nivel superior de conducción gracias a la tecnología semi-autónoma, y con un diseño con pocos pero suficientes cambios.

De su retocada estética en esta gran berlina destaca la nueva parrilla frontal, acompañada de un parachoques delantero de imagen mucho más seria, con unas ópticas de nuevo diseño y unas entradas de aire bastante grandes. En definitiva el Mercedes Clase S 2017 mantiene su esbelta silueta de gran berlina elegante.

Por otro lado su zaga nos refleja nuevos detalles como son unas ópticas traseras de tecnología LED y un paragolpes también de nueva factura, que integra en este caso unas salidas de escape también nuevas en las diferentes versiones del Clase S 2017. Además Mercedes ha lanzado una nueva gama de llantas para su berlina más grande en tamaños que comprenden desde las 17 pulgadas hasta las 20″.

Pero donde más destaca el Clase S siempre ha sido en su ostentoso y cómodo interior, donde Mercedes ha querido mantener el máximo nivel de confort. Se mantienen los materiales de alta calidad, las molduras en diferentes materiales como la madera o el aluminio cepillado para mantener la atmósfera premium, y por supuesto una extravagante iluminación ambiental en hasta 64 tonalidades.

Coronando el cockpit está el nuevo volante con los controles táctiles para manejas su espectacular sistema de infoentretenimiento compuesto por las dos pantallas digitales de 12 pulgadas. Pero el nuevo Mercedes Clase S 2017 va aún más allá y han desarrollado el sistema Energizing Comfort Control con el que el propio coche percibe el estado de ánimo del conductor y ajusta de forma automática el climatizador y el masaje de los asientos.

El Clase S da la bienvenida al Intelligent Drive que ya estrenó el nuevo Clase E el año pasado. Es decir, la berlina más grande de la marca de la estrella ahora podrá aparcar y desaparcar sola, utilizar el sistema de mantenimiento de carril, ajustar automáticamente la velocidad a la máxima de la vía, mantener la distancia de seguridad con el coche de delante, frenar solo cuando sea necesario, ejecutar una frenada de emergencia, etc.

Ya hemos visto que por fuera los cambios son reducidos. Sin embargo, sus motorizaciones son la parte que más evoluciona en el Mercedes Clase S 2017. Además de los motores actuales, cuatro nuevos se le suman. En las versiones diésel habrá dos: un propulsor de seis cilindros en línea con dos potencias, una de 290 CV en la versión S 350 d y en el S 400 d serán 345 CV. Por otro lado en las versiones gasolina se suma un nuevo motor V8 de 4 litros también con dos versiones de potencia. El primero sería el S 560 con unos notorios 475 CV y 700 Nm de par mientras que en la cúspide de la gama se sitúa la versión AMG S 63 con nada más y nada menos que 620 CV y 900 Nm de par.

Todos estos motores son fruto del esfuerzo de Mercedes-Benz por mejorar su eficiencia, pues han logrado reducir el consumo de los motores gasolina hasta un 10%, gracias entre otras cosas a los sistemas de desconexión de cilindros, pudiendo desactivar hasta cuatro de ellos. Tampoco faltará una versión enchufable, el Mercedes Clase S Plug-in Hybrid, compuesto en su mecánica por una batería de 13,3 kWh y un motor de seis cilindros en línea con sobrealimentación eléctrica, con una autonomía de 50 km en modo eléctrico puro.

Esta nueva versión del Mercedes Clase S 2017 se aplica a toda la gama, incluidas las versiones Maybach y AMG. Su llegada a nuestro continente está fijada para el mes de Julio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.