Hemos podido ver las versiones híbridas enchufables de los compactos de la firma de la estrella en el Salón de Frankfurt. En concreto los Clase A y Clase B híbridos contarán con tres nuevos modelos: el A 250 e, A 250 e Sedán y B 250 e.

Su llegada al mercado tendrá lugar antes de finalizar el año. No obstante, las variantes EQ Power de la Clase A y la Clase B refuerzan la ofensiva de modelos híbridos enchufables de Mercedes-Benz, que tiene previsto ampliar la oferta a bastante más de 20 variantes hasta 2020.

La tecnología híbrida no restringe prácticamente el volumen del maletero.

218 CV bajo el pie derecho

Los compactos de Mercedes equipan motores montados en posición transversal. Para combinarlos con el cambio de doble embrague 8F-DCT se ha desarrollado una unidad de propulsión híbrida de dimensiones compactas que obedece a los mismos principios técnicos que el componente equivalente en los vehículos con motor en posición longitudinal. Se trata de un motor síncrono de excitación permanente con rotor interior.

El estátor está integrado de forma fija en la carcasa de la unidad de propulsión. En el interior del rotor del motor eléctrico se aloja el embrague húmedo de separación del motor, que opera con bajas pérdidas. La refrigeración del estátor y el rotor en función de la demanda permite hacer uso sin problemas de la potencia máxima y de la potencia en régimen constante del motor eléctrico.

Potencia inmediata

El motor eléctrico desarrolla una potencia de 75 kW. Junto con el motor de cuatro cilindros y 1.33 litros se alcanza así una potencia conjunta de 160 kW (218 CV) y un par motor total de 450 Nm. Gracias al motor eléctrico EQ Power, el Clase A y el Clase B Híbridos reaccionan de forma especialmente espontánea al acelerador y brindan unas prestaciones considerables. El A 250 e, por ejemplo, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h.

El acumulador eléctrico es una batería de alto voltaje de iones de litio con una capacidad total aproximada de 15,6 kWh, que puede cargarse por conexión a una fuente externa de energía eléctrica. Si se conectan a una wallbox de 7,4 kW, los modelos compactos híbridos enchufables se cargan con corriente alterna (AC) en 1 h 45 minutos (carga del 10 al 100% SoC). Si se utiliza corriente continua (DC), el tiempo de carga es de unos 25 minutos para un incremento del 10 al 80%.

Clase A y Clase B Híbridos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.