“El nuevo AMG GT Coupé de cuatro puertas combina el imponente dinamismo en circuitos de competición que caracteriza a nuestro deportivo de dos puertas con una máxima idoneidad para la conducción diaria. Este modelo encarna de forma única la esencia de nuestra marca, expresada por el término ‘Driving Performance’. Gracias a su concepción consecuente, nos permitirá captar nuevos clientes para Mercedes-AMG”, afirmaba Tobias Moers, Presidente del Consejo de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

Todavía no se han hecho oficiales las medidas del primer AMG GT de cuatro puertas pero no cabe duda que se convertirá en un rival directo del Porsche Panamera, otra berlina deportiva enfocada a las altas prestaciones. De hecho, ambos pueden configurar su fila de atrás para cuatro o cinco ocupante en función de las necesidades de cada cliente.

Pero vamos a lo que más nos interesa, el puesto de conductor. Allí podremos elegir entre motores L6 y V8, con una escala de potencia comprendida entre 435 y 639 CV, siempre dirigidos a las cuatro ruedas, ya que todos están equipados con la tracción integral AMG Performance 4MATIC+, que cuenta con un acoplamiento con regulación electromecánica conecta de forma variable el eje trasero, propulsado en todo momento, con el eje delantero.

El motor AMG V8 biturbo de 4.0 litros de cilindrada se incorpora ya en numerosos modelos AMG se presenta en dos niveles de potencia, el GT 63 (585 CV) y el GT 63 S (639 CV). Este útlimo acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos (3,4 el normal) y la velocidad máxima de 315 km/h (310 km/).

Los dos modelos de ocho cilindros se distinguen por las tres lamas horizontales en las tomas de aire laterales de la parte delantera

Además de los dos motores V8, el nuevo deportivo de cuatro puertas está disponible también con el innovador propulsor de seis cilindros en línea de AMG, que impulsa el Mercedes-AMG GT 53 4MATIC+. Este grupo de 3.0 litros con 435 CV puede incrementar su potencia en 22 CV y 250 Nm de par mediante la función Boost eléctrica. El alternador arrancador EQ Boost combina las funciones del arrancador y el alternador en un potente motor eléctrico, incorporado a la cadena cinemática entre el motor y el cambio. Esta inteligente combinación, sumada a la eficiente sobrealimentación con compresor eléctrico adicional (eZV) y turbocompresor, contribuye a garantizar las prestaciones y el dinamismo típicos de AMG, reduciendo al mismo tiempo el consumo y las emisiones. El AMG GT 53 de 4 puertas acelera en solo 4,5 segundos de 0 a 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 285 km/h.

Por fuera, las ventanillas sin marco y un parabrisas plano y muy tendido hacia atrás son elementos clásicos del diseño de coupé. La fila de asientos adicional en la parte trasera no repercute negativamente en la silueta característica de los modelos AMG GT. Los laterales entallados y los anchos hombros visualizan el talante atlético y deportivo del vehículo, acentuado todavía más por los prominentes pasarruedas traseros.

 

El volumen del maletero, de 395 litros, se complementa con unos 60 litros adicionales debajo del piso del maletero. Si se abaten los respaldos traseros, este volumen asciende a 1.324 litros. La amplia abertura del espacio de carga facilita la carga y descarga de equipaje y otros bultos. Opcionalmente puede abrirse y cerrarse el portón trasero de gran superficie mediante el sistema Hands Free Acces, es decir, moviendo el pie por debajo del parachoques.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + diecinueve =