El que será el tope de gama del superdeportivo, apodado Mercedes-AMG GT Black Series, será uno de los vehículos más rápidos jamás fabricados por la marca germana. Tan solo podrá ser superado por el hiperdeportivo Project One, el cual presenta un motor híbrido de más de 1.000 CV, el cual llegará a mediados de 2020.

Pero hay que especificar que será el más rápido en vuelta rápida, no en velocidad máxima. La dinámica en conducción, así como su nueva carrocería aerodinámica serán fundamentales a la hora de establecer vueltas rápidas. Por tanto, esperamos un nuevo récord en el “Infierno Verde” dentro de poco…

 

Ya en 2016 se confirmó la producción del Mercedes-AMG GT Black Series por Tobias Moers, jefe de la división AMG de la firma. Ahora mismo se encuentra en fase de desarrollo y se estima que monta un motor V8 de 4.9 litros turboalimentado de, al menos, 630 CV de potencia.

Si tenemos en cuenta esto, se beneficiará del mismo bloque del Mercedes-AMG GT 4 puertas 63 S, el cual tiene 639 CV. Si esto al final se hace realidad, se convertirá en el AMG GT más potente de la historia, ya que el GT R ofrece “solo” 585 CV.

Apuntando a altas ligas

Su objetivo es jugar en la liga de modelos como el Porsche 911 GT2 RS, el cual llega hasta los 700 CV de potencia dirigidos al eje trasero. Según Moers, el Black Series hará frente a modelos parejos en potencia.

El Mercedes-AMG GT Black Series traerá un chasis más enfocado a las altas prestaciones, así como un nueva aerodinámica -más incluso que el AMG GT-R Pro. Este traía mejoras en términos aerodinámicos y en suspensión frente al GT-R convencional, pero no más potencia.

Además, se espera que el Mercedes-AMG GT Black Series pese menos de 1.600 kg. Llegará para 2020, regresando el apellido Black Series desde el SLS lanzado en 2013.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.