En Mercedes están aplicando su fórmula AMG a toda la gama, y eso por supuesto incluye su último modelo SUV presentado, el GLB, que ahora recibe la versión de acceso de la gama deportiva, dando como resultado un atractivo Mercedes-AMG GLB 35 4Matic, todo un A35 AMG con carrocería SUV.

Estamos ante lo que se podría considerar un hermano SUV compacto de los A35 y CLA35, pero evidentemente con ciertas diferencias. Por ejemplo en el GLB se podrá pedir con una tercera fila de asientos para tener 7 plazas, hay más espacio interior y al ir más elevado podrá transitar con más facilidad fuera del asfalto.

Para diferenciarlo de un GLB normal, Mercedes-AMG le ha dotado de un paragolpes frontal más agresivo, la parrilla Panamericana de lamas verticales, la cual en los A y CLA se reserva a los modelos AMG 45, y llantas de 19 pulgadas de serie, hasta 21 en opción En la zaga hay dos salidas de escape, paragolpes específico y pinzas de color gris con el logo en negro.

Por dentro tampoco faltan los detalles deportivos en este AMG GLB 35 4Matic, como los asientos de cuero deportivos, costuras de color rojo, cinturones del mismo color, volante deportivo y en cuero, la instrumentación digital y el sistema MBUX en la pantalla multimedia con el control por voz que conocemos de los otros modelos compactos de Mercedes.

Pero pasemos a su mecánica. El Mercedes AMG GLB 35 equipa el mismo motor de 2.0 litros turbo y cuatro cilindros que ya conocíamos. Rinde 306 CV y 400 Nm de par, con un cambio de doble embrague AMG Speedshift DCT 8G, de ocho velocidades. La tracción total es el sistema 4Matic, que envía el 100% del par al eje delantero en condiciones óptimas de agarre, o bien hasta el 50% al eje trasero cuando sea necesario.

En este GLB 35 también hay un launch control llamado Race Start gestionado por la caja de cambios, con el que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y llegar hasta los 250 km/h.

GLB 35 4MATIC

La mano de AMG también está presente en su suspensión, con la opción de pedir la AMG Ride Control con dos modos de ajuste de su dureza, así como la dirección electromecánica. Los frenos también son de alto rendimiento, con discos delanteros de 350 mm y 330 mm detrás, con pinzas de cuatro pistones delante y un pistón detrás. Se mantienen los cinco modos de conducción que ya conocemos, y para las ayudas electrónicas como el ESP o el CT hay dos modos AMG Dynamics.

GLB 35 4MATIC

Su llegada no está prevista hasta el año que viene a los concesionarios y por ahora aún no hay precio, pero será más elevado que el del A35 a buen seguro, lo que le colocará cerca de los 60.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.