Un modelo más dentro de mercedes se une a la familia AMG de acceso, la que capitanea el recientemente estrenado número 35, ahora por primera vez en carrocería familiar de la mano de este Mercedes AMG CLA 35 4Matic Shooting Brake. Se trata de todo un CLA familiar con más estilo, y ahora con el motor de cuatro cilindros turbo de la familia AMG.

Mercedes AMG CLA 35 4Matic Shooting Brake

Siguiendo los pasos del AMG A 35, este AMG CLA 35 4Matic Shooting Brake es un compendio de cambios estéticos deportivos y una puesta a punto más dinámica. Respecto al primer apartado, llega con una parrilla específica AMG con el doble listón horizontal, nuevo splitter delantero, llantas de 18 pulgadas de serie y 19 en opción, un difusor trasero más agresivo y paquetes opcionales aerodinámicos.

Por dentro se mantienen los apartados tecnológicos con la doble pantalla de 10″, añadiendo detalles deportivos, como los asientos de cuero sintético y microfibra Dinamica, costuras en rojo, volante deportivo AMG, pedales en acero inoxidable pulido, alfombrillas AMG negras o listones de acero en los umbrales de las puertas.

Como buen AMG, enfocado a la conducción, Mercedes añade en la instrumentación digital información extra al respecto, con un menú AMG que nos incluye un medidor de fuerzas G, temperatura del aceite o transmisión, cronómetro, datos de potencia y par instantáneos o presión de los neumáticos.

Bajo el capó no hay cambios con respecto a otras versiones AMG 35, sigue soplando a pleno pulmón el motor M260. El bloque de 2.0 litros turbo de cuatro cilindros produce 306 CV a 5.800 rpm y 400 Nm de par entre 3.000 y 4.000 rpm. El cambio también es una caja automática de siete velocidades y doble embrague, y la tracción total AMG Performance 4Matic se encarga de distribuir la fuerza a las cuatro ruedas. Hace el 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y su velocidad máxima queda limitada a 250 km/h.

Mercedes AMG CLA 35 4Matic Shooting Brake

Tampoco le falta el sistema de ayuda electrónica específico, un ESP Sport Handling que ayuda a dejar las ayudas casi desconectadas. El sistema de control de salida o Race Start también está incluido.

No faltan los cinco modos de conducción de otras versiones AMG: Comfort, Sport, Sport+, Slippery e Individual, ni la suspensión AMG Ride Control como opción con la que elegir varios modos de dureza. Delante el AMG CLA 35 Shooting Brake lleva un esquema de tipo McPherson y en la trasera un multibrazo, todo puesto a punto por la división deportiva.

El sistema de dirección electromecánica también está puesto a punto para esta versión, y en lo tocante a los frenos lleva unos discos ventilados y perforados delanteros de 350 mm y de 330 mm detrás, con pinzas de cuatro y un pistón respectivamente. No hay escape deportivo de opción, pero si se incluye de serie un botón para accionar de forma independiente una válvula que permita modificar el sonido de este.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.