El nuevo Clase C de Mercedes empieza a cerrar su renovación de la gama. Este 2018 ya nos ha presentado su versión AMG C 43 y ahora ha llegado el turno de la más deportiva, el Mercedes-AMG C 63 2018. Esta llega para todas sus carrocerías, con el mismo V8 de siempre pero más deportivo que nunca.

Y es que este AMG C 63 emplea el conocido V8 biturbo de 4.0 litros, que al igual que el modelo anterior, desarrolla dos niveles de potencia. De partida tenemos 476 CV y 650 Nm de par, pero en el C 63S pasa a ser 510 CV y 700 Nm. En cuanto a sus prestaciones, el Mercedes-AMG C 63 2018 logra un 0 a 100 km/h en 4 segundos y su versión S en 3,9. La velocidad punta queda limitada a 250 km/h electrónicamente, pero en el C 63 S se puede pedir un opcional para llegar a los 290 km/h.

A nivel mecánico se cuenta con la suspensión AMG Ride Control, una suspensión ajustable por control electrónico con tres niveles, Comfort, Sport y Sport+. De serie ahora lleva la versión S el diferencial autoblocante trasero de control electrónico, así como soportes dinámicos para el V8 y su transmisión.

Hablando de esta, es el conocido cambio AMG Speedshift MCT de 9 relaciones del E 63, que mejora la respuesta de los cambios de marcha y además permite reducir varias marchas a la vez y cuenta con función de doble embrague con los modos Sport y Sport+.

Para la conducción hay seis modos diferentes, los cuales se designan como Slippery, Comfort, Sport, Sport+, Race e Individual. Independientemente hay un sistema de escape de ajuste de la válvula que permite modificar el sonido, el cuál esta presente en ambas versiones AMG.

A nivel estético el nuevo Mercedes-AMG C 63 2018 recibe la que ya es la tradicional parrilla de lamas verticales cromadas para el radiador. Paragolpes específicos, taloneras y llantas de aleación ligera con aerodinámica mejorada completan sus dotes deportivas. Estas pueden ser de 18 pulgadas y 10 radios o de 19 y cinco radios, ambas en gris.

Por otro lado su parte trasera incorpora un difusor mas prominente y doble salida de escape a cada lado en cromo brillante. Para el nivel S el paragolpes tiene un difusor abarca todo el ancho e integra las colas de escape. Para un mayor aspecto de agresividad, el paquete aerodinámico AMG añade un pequeño splitter, deflectores, taloneras más anchas y faldón trasero en color negro brillante entre otros elementos.

Mercedes-AMG C 63 2018

Pasando al interior, aquí Mercedes le da un aire mucho más deportivo al renovado habitáculo, que podrá incluir como opción la nueva pantalla de 12,3 pulgadas para la instrumentación digital. Esta además es personalizable en diseño, contando con tres modos llamados Classic, Sporty y Supersport. Como pantalla multimedia de serie es de 7 pulgadas, 10,2 en opción.

Mercedes-AMG C 63 2018

El volante es de nueva factura, con la parte inferior achatada y forrado en cuero nappa o micro fibra Dinamica para el C 63 S. Si se quiere se pueden añadir molduras de fibra de carbono o un forrado completo en microfibra con tacto de estilo ante. Habrá marcadores específicos, como de la temperatura de motor, aceite y transmision; de la presión del turbo, un medido de fuerzas G o del modo elegido. También un Race Timer con cronómetro y velocidad media, y de serie en el S y opcional en el estándar, el AMG Track Pace, con el que visualizar los circuitos, los tiempos por vueltas y por sectores e info extra para el Head-Up Display.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 1 =