La gran berlina italiana se actualiza con nuevas tecnologías y mantiene las virtudes que hacen que el Maserati Quattroporte 2018 sea el coche de su clase con más alma: motores Ferrari con un sonido embriagador, un diseño fantástico y un comportamiento de primer nivel.

El Maserati que marca la actualidad es el SUV Levante, que se está vendiendo muy bien en todos los mercados mundiales. El Quattroporte lógicamente se vende menos, pero eso también gusta a sus orgullosos propietarios. Al fin y al cabo el Maserati Quattroporte 2018 es un coche para sibaritas, vividores en el buen sentido, tipos que quieren transmitir un estilo con el automóvil que conducen. En Europa solo se vende un 10% de la producción, mientras que en América se comercializa el 30% y en China, el 40%.

La gama Maserati casi al completo, faltan el GranTurismo y el GranCabrio. De izqda. a dcha. Levante, Quattroporte y Ghibli.

 

El primer Quattroporte nació en 1963 y desde entonces se han lanzado siete generaciones. De la anterior generación del Quattroporte (2003-2013) se vendieron más de 24.000 unidades, y de la actual, lanzada en 2013, ya se han comercializado más de 34.500, una cifra alta para un modelo tan exclusivo.

El Maserati Quattroporte 2018 se presentó en septiembre en Francfort y no es un nuevo modelo, sino una puesta al día de la generación que se comercializa desde 2013. Y en 2016 ya recibió su primera actualización. La base permanece, y es que estrenó plataforma (que comparte con la berlina Ghibli y el SUV Levante) y también los motores 3.0 V6 y 3.8 V8 biturbo (los de la generación anterior eran atmosféricos) combinados con el eficaz cambio ZF de ocho marchas. La estructura es de acero y aluminio, y las suspensiones, puertas, capó y tapa de maletero también son de este ultimo metal.

Las novedades del Model Year 2018 son sobre todo técnicas, y apenas afectan al estilo exterior. Los más avispados reconocerán al modelo 2018 por los nuevos faros de LED adaptativos de serie, y los paragolpes y rejilla frontal ligeramente modificados. Además el motor V6 (que fabrica Ferrari, como el V8) es ahora más potente y alcanza 430 CV (20 más que antes). Esto hace más rápidas a las versiones Quattroporte S y Quattroporte S Q4, que pasan de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos (4,8 el Q4) y 288 km/h de velocidad punta.

Sobre estas líneas el Quattroporte gama 2016 que se vendía hasta ahora. Los grupos ópticos son el cambio más evidente.

 

Hay cuatro motorizaciones disponibles, tres de ellas de gasolina: Quattroporte lleva el 3.0 biturbo de 350 CV). Quattroporte S incorpora el 3.0 biturbo de 430 CV), y Quattroporte GTS, el poderoso V8 de 530 CV. El 3.0 V6 diesel de 275 CV se lanzó en 2014 asociado al cambio ZF de ocho marchas. Es una mecánica brillante (de 0 a 100 en 6,4 seg., 252 km/h de punta y un consumo combinado de 6,2 litros) que hasta suena bien, y un 75% de los Quattroporte que se comercializan en Europa la llevan.

También afecta la emoción al volante la nueva dirección asistida eléctrica, en sustitución de la hidráulica que se usaba hasta ahora. Todas las marcas las están introduciendo porque reducen consumo y se integran muy bien con los sistemas activos de ayuda a la conducción. Las otras primicias de importancia son el llamado “Control de vehículo integrado” y los sistemas electrónicos de asistencia a la conducción mejorados.

Respecto a estas novedades de seguridad, el modelo de Quattroporte 2017 ya podía llevar como opción muchos sistemas electrónicos. El paquete Advanced Driver Assistance Systems incluía control de velocidad adaptativo, el sistema que lee las líneas de la carretera para no salir del calzada, detector de ángulo muerto y freno automático de emergencia. También podía disponía del sistema compuesto por cuatro cámaras y diez sensores, de modo que se podía ver en la pantalla central una imagen cenital del coche y los obstáculos que lo rodean, para aparcar con la máxima comodidad. Pero en el nuevo modelo el salto es enorme, porque ya permite cierto nivel de conducción autónoma. En el cuadro inferior se puede comparar lo que ofrecía hasta ahora y lo que ofrece el modelo 2018.

Como en el Model Year 2017, el Maserati Quattroporte 2018 se vende con dos acabados adicionales a elegir, GranSport y GranLusso. Es decir, hay un acabado básico para cada motor V6 (diesel o gasolina) y estos se pueden pedir con sobreprecio con uno de los dos acabados antes comentados, al mismo precio ambos. En el apasionante 3.8 V8 de gasolina se elige entre GranSport o GranLusso sin sobreprecio. Así, la gama ofrece 14 versiones diferentes:

El interior es espectacular, especialmente con cuero rojo, tanto si optamos por acabados en madera como si elegimos fibra de carbono. El habitáculo del Quattroporte es muy amplio, como corresponde a una proporciones generosas. Con 5,26 metros de largo, es mayor que un Mercedes Clase S de batalla larga (5,24 m.).

Como en el modelo que se vendía hasta ahora, en marcha el Quattroporte es muy cómodo y silencioso, y la posibilidad de regular la respuesta del coche permite ajustarlo a la carretera y al estado de ánimo del conductor. Con una distribución de peso perfecta entre los ejes, una suspensión muy avanzada y una dirección que transmite bastante (la nueva de tipo eléctrico no supone una pérdida de sensibilidad), parece mas pequeño y ligero de lo que es y permite disfrutar mucho al volante (en este aspecto los SUV, con su altura, no pueden competir), con un cambio mediante levas lo suficientemente rápido como para una conducción agresiva. El sonido de las versiones de gasolina, siempre presente, es toda una razón de compra. En nuestra toma de contacto con esta generación hemos conducido únicamente por carreteras alpinas con nieve y hielo, donde el sistema de tracción total supone una gran ventaja. De cara a la deportividad, nos gustó comprobar que el eje trasero es el que sigue mandando. El sistema Q4 de Maserati es básicamente el mismo para Ghibli, Levante y Quattroporte. Puede mandar par al eje delantero en solo 100 milisegundos, y más del 50% del par si fuera necesario. La diferencia de peso respecto a los modelos con tracción trasera es de apenas 60 kg. adicionales.

El Quattroporte Model Year 2018 se podrá pedir desde el verano, pero las primeras entregas no se entregarán a clientes hasta finales de 2018.

Precios con impuestos incluídos:

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.