Bentley tiene a día de hoy, el SUV más lujoso y caro del mercado con su Bentayga de motor W12 de 6.0 litros y 608 CV, al menos con permiso del Lamborghini Urus hasta que sepamos su precio. Y aunque no está solo, pues tiene una versión diésel con un V8 de 435 CV, en Crewe son conscientes de que necesitan ampliar la gama si quieren vender más unidades. Y qué mejor que aprovechar la buena materia prima que el Grupo Volkswagen tiene añadiendo a la gama un V8 gasolina y un híbrido enchufable.

Así lo ha revelado el medio alemán Auto Motor und Sport, señalando que este 2018 Bentley nos podría presentar un V8 de 4.0 litros. ¿Os suena ese motor verdad? Es el que monta el nuevo Cayenne Turbo y su primo italiano antes mencionado. Un motor que en el caso alemán rinde 550 CV y que podría ser la misma cifra para el inglés. Y es que compartir la plataforma MLB tiene sus beneficios, pues acoplar este propulsor sería sencillo y evitaría costes extra.

Bentayga

Pero como el futuro se atisba eléctrico, Bentley ya trabaja en una versión híbrida enchufable para el Bentayga, que por supuesto también procedería de la marca de Stuttgart. Sería en concreto el bloque V6 biturbo de 2.9 litros y el motor eléctrico con su batería de 14,1 kWh que lleva el Panamera 4 E-Hybrid. La berlina alemana rinde 462 CV y posee una autonomía eléctrica con la que recorrer 50 km, lo que nos da ya una pista de las cualidades que tendría el SUV inglés con esta mecánica.

Con la llegada del Bentley Bentayga V8 en 2018 y más adelante la versión Plug-in, la firma inglesa ampliaría la gama por debajo del colosal W12, reduciendo el precio del modelo para alcanzar a un cliente más modesto, pero igualmente con alto poder adquisitivo y que piense un poco más en los consumos, pues evidentemente tener 4 cilindros menos hará que el SUV sea más eficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 16 =