- Publicidad -

Mansory también se ha hecho un hueco en el Salón de Ginebra, dónde ha presentado sus dos nuevos modelos, el Rolls-Royce Cullinan Billionaire y el Mercedes-AMG G 63 Start Trooper, dos espectaculares reinterpretaciones con las que dejará boquiabierto a más de un asistente.

Rolls-Royce Cullinan Billionaire

Este modelo nace de una colaboración entre Mansory y Billionaire, una marca de ropa de lujo perteneciente a Philip Plein. Se trata, más concretamente de una edición limitada del Rolls-Royce Cullinan, el primer SUV de la marca inglesa, que, en esta ocasión, presenta un interior con materiales de altísima calidad y estilizados por la marca firma textil. Destacan las superficies brillantes del cockpit, la tapicería de piel de cocodrilo presenta en el panel de instrumentos y los asientos, y los bordados hechos a mano que lucen las alfombrillas y en los reposacabezas.

Pese a tomar un modelo de producción como lienzo, el Rolls-Royce Cullinan Billionaire presenta un diseño único. El frontal ha cambiado para mejorar la aerodinámica del conjunto. Ahora presenta entradas de aire de mayor tamaño, un spoiler delantero de nuevo diseño y un capó fabricado en fibra de carbono. También en fibra de carbono encontramos numerosos detalles en los flancos y zaga, partes del vehículo que cambian con respecto al Cullinan de serie. Presenta nuevos faldones laterales, un difusor de nuevo diseño y un gran alerón integrado sobre la luna trasera.

lateral Mansory Billionaire

El nuevo SUV de Mansory presenta también llantas de aleación de aluminio de 24″ que no hacen sino maximizar su exclusividad. El cambio más importante, sin embargo, tiene lugar bajo el capó. Monta el mismo motor V12 que el Cullinan, pero este ha sido ajustado para producir 610 CV y 950 Nm -frente a los 571 CV y 850 Nm de la versión de Rolls-Royce-. Estas mejoras se traducen en una aceleración de 0 a 100 km/h de tan solo 5 segundos, y en una velocidad punta de 280 km/h.

delantera Mansory Billionaire

El modelo, pintado con pintura plateada y negro mate, estará limitado a 13 unidades y tendrá un precio de 785.000 euros.

Mercedes-AMG G 63 Star Trooper

Mansory y la casa de diseño Philipp Plein presentan un nuevo modelo basado en un Clase G. Sí en 2011, también en el Salón de Ginebra, presentaron el Mercedes-Benz G 55 AMG, en esa ocasión le llega el turno al montruoso Mercedes-AMG G 63 Star Trooper. Se trata de un todoterreno que combina el más alto rendimiento con la elegancia y el lujo propios de Mansory.

frontal Mansory Star Trooper

Esta versión del modelo lanzado en los 70 estará limitado a 20 unidades y tendrá un precio de 550.000 euros. Este precio queda justificado por las inmensas mejoras que ha sufrido el Clase G original, entre las que destacan turbocompresores de mayor tamaño, un sistema de escape de alto rendimiento y una centralita reprogramada que logra sacar al V8 de 4.000cc 850 CV, en lugar de 585 CV. Todos estos cambios afectan también al par motor, que pasa de los 850 Nm a la escandalosa cifra de 1000 Nm. En resumen, un coche de más de dos toneladas y media que llega a los 100 km/h desde parado en 3,5 segundos y que alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.  

A nivel estético, en el exterior encontramos llantas monopieza forjadas de 24″, ruedas de alto rendimiento y elementos aerodinámicos en fibra de carbono. En el interior, la tapicería de cuero, los pedales de aluminio, el volante deportivo y los detalle en Alcantara se combinan con los logos de Philipp Plein que enfatizan la exclusividad de este modelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.