Una nueva era se abre en Lotus. El fabricante inglés de biplazas radicales y enfocados al máximo disfrute dentro y fuera de los circuitos se atreve ahora a subir a lo más alto de la liga de hiper deportivos. Y no solo eso, sino que además lo hace abrazando la electricidad por primera vez. Así llega el Lotus Evija, un hypercar eléctrico con 2.000 CV y unas cifras de prestaciones a la altura de los mejores rivales del mundo como Bugatti o Koenigsegg.

Lotus Evija

Sin duda que la firma británica esté bajo el amparo de Geely ha ayudado y mucho a la creación de semejante modelo, un “halo car” con el que volver a lo más alto entre los fabricantes de deportivos.

El Lotus Evija presenta una potencia total de 2.000 CV gracias a sus cuatro motores, los cuales garantizan la tracción total, así coo 1.700 Nm de par, incluyendo un sistema de reparto del par vectorial entre las ruedas. Gracias ello podrá bajar de los 3 segundos en el 0 a 100 km/h, aún no hay cifra oficial, y llegar hasta los 320 km/h. Como dato relevante, en nueve segundos llega de 0 a 300 km/h.

Con un diseño rompedor y propio de su categoría, solo mide 4,59 metros de largo, con dos de ancho y 1,12 de alto. Lotus asegura que es casi idéntico al modelo definitivo. Sin duda, el Evija es algo totalmente rompedor dentro de la firma inglesa, todo un hypercar enfocado a la aerodinámica y la velocidad. Solo hay que ver los dos enormes pasos de aire en sus laterales de lado a lado.

La batería que integra el Lotus Evija es de 70 kWh de capacidad, con posibilidad de carga en toma de hasta 350 kW en 18 minutos, homologando en ciclo WLTP una autonomía de 400 km. Para su desarrollo han colaborado con el suministrador de baterías de la fórmula E, Williams Advanced Engineering.

Fiel a la filosofía de la marca, el Lotus Evija pesa 1,680 kg, nada mal para un coche eléctrico de esta talla, aunque se convierte en el Lotus más pesado de su historia. Aún así la carrocería y el chasis se han hecho en fibra de carbono. Este da cabida a su batería en posición central-trasera para mejorar el reparto de pesos. El equipo de suspensión es de Multimatic, unos amortiguadores in-board, mientras que los frenos son carbocerámicos.  Tampoco falta aerodinámica activa incluyendo un sistema DRS.

Por dentro el habitáculo es el más futurista y detallista que haya hecho nunca la marca. El Lotus Evija presenta un volante casi de competición, instrumentación digital y una consola central con botones táctiles en forma de panal de abeja. Los asientos son dos baquets de fibra de carbono, y las puertas se abren de forma vertical.

¿El precio de esta obra maestra de la ingeniería? 1.7 millones de libras sin impuestos. Solo habrá 130 unidades del Lotus Evija y la reserva para uno de ellos ya son 250.000 libras. Piensa que un Chiron cuesta 2.5 millones de media y hay 500… Se empezará a fabricar en 2020 en Inglaterra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.