- Publicidad -

Honda reunió a su elenco de pilotos para un evento exclusivo en el circuito de Castellolí, a los mandos del nuevo Honda Civic Type R. Honda Motor Europe reunió a sus dos pilotos de Moto GP, Marc Márquez y Dani Pedrosa, a su 18 veces campeón del mundo de trial Toni Bou, y al piloto del equipo Castrol Honda del Campeonato Mundial de Turismos Tiago Monteiro. En la jornada del acto los pilotos se pusieron a los mandos del mítico modelo deportivo de la marca, con los periodistas que acudieron al acto como copilotos privilegiados.

El Civic Type R es lo último en rendimiento, y los pilotos pusieron a prueba su nuevo motor VTEC Turbo de 310 CV capaz de alcanzar los 270 km/h. En palabras de los ingenieros de Honda, “es el coche de competición para la carretera.” En la rueda de prensa posterior los pilotos dieron sus sensaciones tras haber conducido el deportivo de tracción delantera.

Honda Civic Type R

Sus sensaciones al volante del Civic Type R

“Es impresionante que un automóvil pensado para circular en carretera pueda proporcionar una sensación de conducción deportiva como la del Type R. No es sólo la potencia del motor, sino también la posibilidad de accionar un botón como el “R+”, capaz de aportar una respuesta del motor incrementada, con una dirección más dura para un tacto más consistente y una experiencia de conducción más intensa.”, explicó Marc Márquez.

“Es increíble la experiencia que puede aportar un modelo como el Civic Type R. Compito al volante de un Civic WTCC y sé muy bien de qué hablamos cuando hacemos referencia a la competición y a la emoción del circuito, a las ruedas sobre el asfalto. Me resulta fascinante que un modelo de carretera pueda proporcionar sensaciones tan similares“, comentó Monteiro.

También durante el acto, Honda hizo entrega de un Honda Civic Type R a cada uno de los pilotos, de manos del Presidente de Honda Motor Europe España y Portugal, Marc Serruya, para su uso diario en las actividades cotidianas de los pilotos. El evento organizado por Honda simboliza una de las bases del ADN de la compañía, la deportividad. Un valor que se refleja en la tecnología del Civic Type R y en el espíritu de sus pilotos, y que se muestra tanto en la competición como en la carretera.