El actual Citroën C3 se puso a la venta en noviembre del año pasado con una estética que sigue la línea del C4 Cactus. Desde entonces se ha vendido muy bien tanto en Europa (110.000 unidades) como en España (11.000 coches). La última novedad en la gama es un C3 automático con un cambio muy superior al que se montaba en la generación anterior. Esta transmisión solo está disponible combinada con el motor 1.2 de 110 CV.

El C3 es un utilitario que mide 3,99 metros, de modo que compite con coches como el Renault Clio, el Vokswagen Polo o el Ford Fiesta. El C3 destaca a primera vista por un diseño original y atractivo, algo que los clientes valoran mucho. Un dato interesante es que el ochenta por ciento de los clientes elige para su C3 la carrocería bitono. Hay disponibles 3 colores de techo, 9 de carrocería y 3 ambientes interiores, o el techo acristalado opcional.

El C3 es además un modelo enfocado claramente a la comodidad, y desde Citroën se definen como una marca “feel good” (sentirse bien) y con lo que llaman “tecnología útil”. En este sentido la incorporación del nuevo cambio automático de seis velocidades supone un gran acierto. La denominación oficial de esta versión es EAT6. Se trata de un automático “de verdad”, con convertidor de par, no un manual automatizado como el que llevaba la generación anterior. Aquella transmisión resultaba brusca y tosca, mientras que la nueva es muy suave y eficaz. El C3 automático cuenta además con dos posibilidades de funcionamiento adicionales, S (Sport) y Nieve. También se puede manejar de modo manual deslizando la palanca a la izquierda, y luego subiendo y bajando, pero no lleva levas en el volante.

Este cambio automático solo se puede pedir combinado con el motor 1.2 tricilíndrico turbo de 110 CV. El consumo medio homologado de un C3 de 110 CV manual es de 4,6 litros, por 4,9 litros de automático. En la gama además se ofrece el 1.2 de 68 CV y el 1.6 HDi diesel de 75 o 100 CV. En Citroën no han querido vincular entre cambio solo con el acabado más alto, y se puede comprar con el acabado Feel. Así, un cliente puede llevarse un C3 110 CV Feel automático por 13.200 euros.

El C3 más básico (68 CV Feel) se puede adquirir desde 9.950 euros, pero los clientes suelen optar por versiones más caras y equipadas, hasta el punto de que el precio medio de los C3 que se venden en España ronda los 13.500 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.