- Publicidad -

En 1968, Ferruccio Lamborghini encargó a Carlo Riva una particular embarcación que debía construir en tan solo tres meses. Lo que hacía tan especial a esta Riva era su mecánica, ya que se impulsaba con dos motores 4.0 V12 de 350 CV, como los del legendario 350GT. Durante años el barco estuvo almacenado en la esquina de un varadero, escondido del mundo. Los entusiastas sabían de la existencia de la Riva Aquarama de Ferruccio Lamborghini, pero no sabían dónde se hallaba el barco después de que su dueño falleciera en 1993. Hasta que un coleccionista holandés la localizó y la mandó restaurar a Riva World, un especialista en la restauración de barcos Riva.

En 2013 el barco volvió a la vida en todo su esplendor y magnificencia. Riva World no consiguió esto de un día para otro. Sandro Zani, el dueño de la conocida casa de restauración holandesa, estuvo haciendo visitas al museo de Ferruccio Lamborghini para poder documentar todos los detalles y elementos de la Riva original. El casco de madera fue reparado, lijado y se aplicaron unas 25 capas de pintura. La madera del interior fue reparada y los asientos fueron retapizados con el famoso diseño de Riva; todos los botones e interruptores fueron desmontados, reparados y reinstalados; todas las partes cromadas brillan como nuevas y naturalmente la Riva Lamborghini tiene un nuevo corazón.

“Uno de los motores originales de esta Riva puede ser visto todavía en el museo de Ferruccio Lamborghini en Italia, pero desafortunadamente no estaba en venta para este proyecto”, explica Sandro Zani. “Por eso compramos otros dos motores V12 y los marinizamos para que pudiesen ser utilizados en un barco. Además, Lino Morosini, que hace 45 años era el jefe de la división de motores de Riva y uno de los padres de la Aquarama Lamborghini, nos dio información adicional con la que pudimos adaptar los V12 para que estuvieran al nivel de los utilizados originalmente”.

El pasado verano la legendaria Riva fue transportada a Italia, donde se le dio rienda suelta en el Lago Iseo. Con la restauración de esta embarcación one-off, Riva World ha devuelto la vida a una leyenda. El resultado es una magnífica pieza de coleccionista, con un valor incalculable, que puede que veamos próximamente en alguna de las subastas más importantes y famosas del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.