- Publicidad -

Sabíamos que Lamborghini no podía quedarse sin lucir alguna novedad en Ginebra, y vaya novedad se han guardado para el último momento. Ni más ni menos que el Lamborghini Aventador SVJ Roadster, la versión sin techo del V12 más poderoso de la marca, del rey de Nürburgring entre los coches de calle. Todo un Aventador que representa la cúspide del exceso, V12 y descapotable.

Sumando una letra más al apellido Super Veloce, Lamborghini traslada la filosofía de los cabrio al ADN radical del Aventador SVJ, para disfrutar de sus prestaciones a cielo abierto. Y es que su V12 atmosférico de 6.5 litros rinde 770 CV y 720 Nm de par. Logra acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, y hasta los 200 km/h en 8,8 segundos, lo que supone 0,1 y 0,2 segundos más que el coupé. La velocidad máxima se mantiene a 350 km/h, y Lamborghini destaca su capacidad de frenada, pudiendo pasar de 100 a 0 km/h en solo 31 metros.

Conscientes de la importancia de la agilidad y el peso, en la casa italiana han fabricado el techo de una fibra de carbono especial, con un desmontaje rápido manual y que se puede guardar en el maletero delantero. Pesa solo 1.525 kg, 50 más que el SVJ coupé.

Lamborghini Aventador SVJ Roadster

Solo habrá 800 unidades del Aventador SVJ Roadster, 100 menos que del coupé, y se estrena de cara a Ginebra en este exclusivo color mate Bronzo Zenas. Es fiel al diseño rompedor y agresivo del SVJ, inspirado en los cazas de combate y las motos de competición.

Por supuesto incluye el sistema ALA de aerodinámica activa, que varia la carga aerodinámica en función de las condiciones de cada momento, accionando los flaps en solo 500 milisegundos para que el set-up del coche sea el mejor siempre en términos aerodinámicos. Estos flaps se encuentran en el alerón de carbono y en la parte delantera del vehículo, cerrándose de forma independiente en un lado y otro del coche cuando se toman curvas rápidas o se frena, y abriéndose cuando se acelera para mejorar su capacidad para ganar velocidad.

Las tomas de aire frontales y laterales ayuda a la refrigeración y reducir la resistencia al aire. El flujo de aire sobre el techo no se interrumpe ni cuando llevamos este quitado, con un resultado total que mejora un 40% la carga aerodinámica comparado con el Aventador SV Roadster.

El Aventador SVJ Roadster también incorpora el sistema del eje trasero direccional, que mejora la estabilidad en curvas rápidas y ayuda a girar en las lentas de forma más ágil. Lleva de serie el sistema Lamborghini Dynamic Steering, para ofrecer una precisión aún mayor al volante, y la caja de cambios ISR (Independent Shifting Road) de siete velocidades.

También lleva un nuevo sistema recalibrado de tracción total y del ESC, para mejorar el agarre y la experiencia de conducción, con el ABS modificado para combinarse con el sistema ALA. Además la suspensión magneteorológica está calibrada para la versión, y las barras estabilizadoras han ganado mayor rigidez, un 50% más que en el SV Roaster para mejorar su comportamiento en la calle y la pista. Las llantas se denominan “Nireo”, son de aluminio y van calzadas con los Pirelli P Zero Corsa, o en opción, Trofeo R.

Para escuchar mejor aún el V12 del Aventador SVJ Roadster, la ventana posterior se puede bajar electrónicamente, y con ella subida funciona de parabrisas para que no entre aire al interior. Precisamente aquí tenemos el cockpit digital y la nueva pantalla del sistema de información y entretenimiento con compatibilidad con Apple Car Play. Gracias al programa Ad Personam de personalización cada propietario podrá hacer único su coche, con casi 350 colores disponibles.

Aquellos clientes más rápidos en ir a Lamborghini Madrid, concesionario oficial en España, recibirán su Lamborghini Aventador SVJ Roadster en verano de este año, y su precio es de 520.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.