- Publicidad -

Los asistentes a la Reensport Reunion en Laguna Seca (California) nos hemos visto gratamente sorprendidos por el regreso de un mito, un sucesor del 935 “Moby Dick” de 1978. En realidad se trata de un 911 GT2 RS con una carrocería especial y una completa preparación para uso exclusivo en circuito. Ha sido una gran sorpresa para los incondicionales de Porsche, y solo se fabricarán 77 unidades a 700.000 euros cada una.

La crueldad de Porsche no conoce límites, y no paran de tentarnos con modelos por los que estaríamos dispuestos a cometer cualquier locura. Tras los últimos 911 GT3 RS y GT2 RS, ahora llega el 935, “un regalo de cumpleaños de Porsche Motorsport para los fans de todo el mundo”, como lo ha definido Frank Walliser, vicepresidente de Motorsport y GT Cars. “Como no se puede homologar ni matricular, los ingenieros y diseñadores no han tenido que cumplir con las reglas habituales y han tenido mucha libertad en su desarrollo”, añadió. Este año Porsche celebra sus 70 años y esta maravilla forma parte de esa conmemoración.

Porsche 935 Moby Dick 2018

La Historia del 935 “Moby Dick”

En las 24 Horas de Le Mans de 1978 venció un Renault Alpine A 442 seguido de dos 936, y aquella edición se recuerda también por el espectacular 935/78 apodado como “Moby Dick” por su aspecto.  Para la evolución más extrema del 935 el ingeniero Singer interpretó el reglamento, que establecía que la igualdad con el coche de serie debía limitarse a la sección central. Llevaba un 3.2 biturbo unos 800 CV, y culatas refrigeradas por agua. Fue bien en las seis horas de Silverstone pero en Le Mans no, ya que necesitaba repostar mucho y pasó casi tres horas en boxes para acabar octavo con Manfred Schurti y Rolf Stommelen al volante.

Porsche 935 Moby Dick 1978

Pero eso no ha sido un inconveniente para que se le considere uno de los automóviles más maravillosos construídos por Porsche, y una de las estrellas indiscutibles de su museo. El equipo Joest Racing construyó tres réplicas del “Moby Dick”, y en una de ellas se mató Stommelen en 1983.

En 1979 llegó la única victoria absoluta en Le Mans de un coche con motor trasero, el 935 K3 Turbo (Gr.5) del equipo Kremer Racing. En la misma carrera los 935 oficiales no tuvieron suerte, aunque otros dos 935 acabaron en segunda y tercer posición.

En aquella época los aficionados veían a los 935 competir en Daytona o Le Mans, y gustaba tanto que varios preparadores comenzaron a ofrecer morros planos (slant nose) para los 911 de calle. Más tarde Porsche decidió ofrecerlo como opción en los Turbo a partir de 1983.

Porsche 935 Moby Dick 1978

Técnicamente solo se fabricó un 935 de calle, el que hicieron para Mansour Ojjeh, el franco-saudí propietario de TAG, cuyos motores fabricados por Porsche impulsaban a los McLaren de Prost y Lauda.

El 935 de 2018

Desde el punto de vista técnico el nuevo 935 es un 991/2 GT2 RS (tipo 991/2), pero con muchísimos detalles que lo hacen aún más apetecible. El motor por tanto es el 3.8 biturbo de 700 CV, con cambio de doble embrague PDK de siete marchas. Casi toda la carrocería ha sido sustituida por nuevos paneles de fibra de carbono, y con 4,87 metros de largo es 32 cm más largo que el GT2 RS (4.549 mm.). Y la anchura también es llamativa, con 2,03 metros. Respecto al peso, si el GT2 RS en seco marca 1.470 kg, el 935 se queda en 1.380 kg.

Porsche 935 Moby Dick 2018

Nueva aerodinámica

La aerodinámica del nuevo Porsche 935 es un desarrollo completamente nuevo, con ese enorme alerón que no podía faltar en un coche con nombre de ballena blanca. En la parte trasera, las luces las han tomado del 919 Hybrid, y los espejos son del 911 RSR. Y los escapes de titanio están inspirados en los del 908 de 1968. Más detalles evocadores: el pomo de la palanca de cambio es de madera de balsa, como en el 917 y el Carrera GT de calle. El volante de fibra de carbono y el cuadro de instrumentos, lo han tomado del 911 GT3 R. Por supuesto lleva integrado una jaula de seguridad con un asiento de competición con cierre de seis puntos. Como opción se puede pedir un asiento adicional, y también aire acondicionado.

Porsche 935 Moby Dick 2018

Respecto a los frenos, en el comunicado oficial del 935 hablan de discos cerámicos de 390 mm. delante, con pinzas de seis pistones, y 355 mm. atrás con cuatro pistones. Curiosamente en el GT2 RS de calle se emplean de 410 mm. delante y 390 atrás. No sabemos si hay algún error en los dossieres, o si el menor peso del 935 les ha permitido reducir su tamaño.

Porsche 935 Moby Dick 2018

Como decíamos antes, el 935 no se puede matricular y tampoco es para competir, ya que no cumple con los requisitos de ninguna categoría recogidos por la FIA. En esto es como los Ferrari FXX, aquel derivado el Enzo, o el FXX-K, la versión de circuitos del LaFerrari.

Porsche 935 Moby Dick 2018

La entregas a clientes comenzarán en junio de 2019 y el precio es de 701.948 euros más impuestos, si bien tiene la ventaja de que como no se puede matricular, eso el cliente se lo ahorra. Un GT2 RS cuesta 326.900 euros, y tenemos al sensación de que en Porsche han sido bastante comedidos con el precio del 935, ya que lo habrían vendido igual si costara más de un millón de euros. Como es fácil imaginar este coche ya ha sido ofrecido hace meses a los mejores clientes de la marca, de modo que, si usted tiene el dinero pero no “está en la lista”, no podrá conseguir que le vendan uno. Desde Porsche Ibérica nos han conformado que en España también se venderá al menos una unidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.