- Publicidad -

Todo empezó con la furgoneta Citroën AZU, el 10 de abril de 1958. Un poco antes, Vigo le ganó la partida a Cádiz y Barcelona y el Grupo PSA tomó la determinación de desarrollar una factoría en tierras gallegas.

Desde entonces la factoría de Vigo se ha convertido en un referente de eficiencia y productividad. En sus seis décadas de historia han “nacido” 35 modelos en sus instalaciones. Modelos tan carismáticos como la incombustible Citroën C15, de la que se llegaron a producir más de un millón de unidades; el 2CV y su evolución, el Dyan 6; el Peugeot 504 de los años setente; y modelos más recientes como el ZX el Xsara Picasso, o el actual C4 Space Tourer.

De la Citroën C15 se llegaron a producir más de un millón de unidades en esta planta.

En la acutalidad se hacen cinco modelos. El peso fundamental lo llevan los vehículos comerciales, tanto el Citroën Berlingo, como el Peugeot Partner y el recién llegado Opel Combo. La producción de la factoría en 2017 alcanzó los 435.000 coches, lo que equivale a unos 1.825 coches al día.

Para conseguir esos registros no vale solo con tener personal muy cualificado. En el Grupo PSA no han dejado de mejorar sus instalaciones y en 2017 realizaron una importante inversión de 64 millones de euros. La intención es llegar a producir 2.300 coches al día en 2020-2021. Para conseguir ese objetivo jugará un papel fundamental el proyecto V20, un nuevo todocamino que se desvelará dentro de poco.

Conviviendo con las máquinas

En nuestra visita a la fábrica pudimos comprobar como las máquinas autónomas van ganando cada vez más protagonismo. En el amacen ves cómo carretillas sin conductor (en la imagen inferior) van colocando la mercancia en su sitio sin parar. En la zona de cerraje las máquinas ayudan a los operarios.

Nos dicen que en la factoría hay unos 1.300 robots, pero los que más nos llamaron la atención fueron los denominados “colaborativos”, que son aquellos que trabajan codo con codo con el personal humano.

Los robots “colaborativos” pueden trabajar junta a las personas.

No obstante, el factor humano sigue siendo fundamental en la cadena de montaje. Allí la exigencia es máxima. “Un operario no tiene derecho a dos intentos”, así de claro nos lo explicaron. Del mismo modo, nos dijeron que para una persona interiorice un coche para “hacerlo de memoria”, tiene que haber realizado esa operación unas 900 veces.

800.000 vehículos al año

He tenido la suerte de estar en la factoría de Bentley en Crewe (UK) y podemos sentirnos orgullosos del nivel de producción en nuestro país. La pasión por el detalle y el trabajo bien hecho no tiene nada que envidiar.

La intención del Grupo PSA pasa por producir 800.000 vehículos al año sumando la producción de Vigo, la factoría de Madrid, de Zaragoza y de Portugal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.