Para la marca coreana, el año 2017 ha vendo cargado de grandes lanzamiento al mercado a nivel mundial. Y es que ha lanzado 5 nuevos modelos, ya sean por cambio de generación o facelift, que abarcan casi la totalidad de los segmentos. Durante este año tuvimos la oportunidad de probar el nuevo Kia Picanto, el utilitario compacto que estrenaba un nuevo diseño innovador con un carácter más deportivo- gracias en parte al nuevo acabado GT Line-; el nuevo Kia Rio, el utilitario de la marca presenta una estética más moderna, estrenando una nueva plataforma; la nueva incorporación en el mercado B-SUV, el Kia Stonic, el cual representa una gran apuesta dentro de un segmento emergente; el Kia Soul, la primera incursión de la marca en la movilidad eléctrica y, por último, la nueva berlina deportiva de la marca, el Kia Stinger. Ahora ha llegado el momento de ponernos a los mandos del Kia Sorento 2018 y del Kia Niro PHEV 2018.

Kia Sorento 2018

 

El SUV de grandes dimensiones de la marca coreana ha logrado ganar más músculo que nunca, y es que incorpora por primera vez el acabado GT Line, el cual enfatiza su estética hacia unos horizontes más atléticos tanto en el exterior como en el interior.

El paragolpes delantero y trasero han sido revisados, junto con los nuevos grupos ópticos delantero y trasero de LED, junto con un acabado en negro metalizado característico de la parrilla estilo “Tiger Nose“. A su vez, vemos que monta unas llantas de nuevo diseño, con un tamaño que parte de las 17 hasta las 19 pulgadas.

 

Dentro del Sorento, vemos que la calidad percibida ha aumentado, así como la sensación de refinamiento y elegancia. Tenemos un nuevo volante  revestido en cuero junto con una nueva pantalla LCD para controlar la climatización, así como contar con un nuevo sistema de navegación audiovisual AVN. En la consola central se encuentra la pantalla táctil de 8 pulgadas del sistema de infoentretenimiento, el cual ofrece Apple CarPlay y Android Auto.

Como corazón del Sorento sigue equipando el motor de la marca coreana de 2.2 diésel con 200 CV y 441 Nm de par- aunque refinado, mejorando su rendimiento-, junto con un elemento a destacar, la nueva transmisión automática de ocho velocidades– la misma que monta el Kia Stinger-. A su vez, presenta cuatro modos de conducción diferentes: Eco, Comfort, Sport y Smart.

 

Tecnológicamente hablando también incorpora nuevas funciones. En cuanto al ámbito de la seguridad activa, el Sorento incorpora el DRiVE WISE, el cual escenifica los más recientes sistemas de asistencia a la conducción. También monta sistemas como el sistema de detección de fatiga del conductor, asistencia de mantenimiento de carril, asistente dinámico para luces de carretera y luces LED con iluminación dinámica activa. Hay que destacar que el Kia Sorento 2018 estará disponible a principios de 2018.

Sensaciones

Ya tuvimos la ocasión de probar el modelo anterior del Kia Sorento y nos pareció un coche bastante bien equilibrado en todos los aspectos. En este caso, con la variante 2018, han conseguido mejorar el confort y las prestaciones del modelo. Estéticamente es brillante, un lavado de cara importante que se hace patente con el nuevo acabado GT Line.

Me sorprenden varias cosas con este nuevo modelo: la primera es la calidad de acabados en el interior, sublime, podría decir que casi está a la altura de algunos modelos del segmento premium; la segunda es su motor, empuja con fuerza a bajas vueltas y consigue mover al SUV-D con una agilidad sorprendente. En cuanto a la transmisión automática de ocho velocidades “Made in Kia”, presenta un cambio entre marchas fluido y sereno en una conducción normal que permite mantener un buen confort de marcha; sin embargo, aunque incorpore las levas detrás del volante, si optamos por cambiar de forma manual vemos que no es de las más rápida del mercado. Se trata de una transmisión de convertidor de par que realiza cambios muy fluidos pero que, a la hora de exigirle una conducción deportiva, no llega al nivel de las de doble embrague.

Tuvimos ocasión de probarlo por carretera, así como por algunos caminos de tierra, y las sensaciones fueron muy satisfactorias, comportándose de una manera muy dócil y serena. El confort se acentúa gracias a la gran insonorización del interior del habitáculo, en el cual apenas podemos escuchar el motor diésel- escuchándose en ocasiones la banda de rodadura a mayor volumen-.

Kia Niro PHEV 2018

Tenemos delante a uno de los pocos modelos en incorporar en su oferta de motorizaciones todas las opciones electrificadas. Primero llegó la variante híbrida, después la eléctrica y, finalmente, la variante enchufable- la cual tuvimos la ocasión de probar-. Hay que recordar lo que significa “híbrido enchufable“: se trata de un vehículo con un motor de combustión interna y otro eléctrico con la capacidad -donde radica la diferencia con un híbrido normal- de recorrer una distancia determinada en modo 100% eléctrico.

Presenta una silueta aerodinámica inspirada en un crossover, con superficies suaves y líneas afiladas y con una estética moderna. También incorpora la parrilla “tiger nose” de Kia, así como el pilar C ancho y unos grupos ópticos LED. Con un capó largo, sus voladizos cortos y unos hombros marcados, el Niro destaca por una personalidad única en el segmento. Está diseñado para conseguir la mayor eficiencia aerodinámica, con solo un 0,29 de coeficiente aerodinámico. Para completar su estética se incorporará unas llantas de 16 pulgadas como oferta única para el híbrido enchufable. Exteriormente presenta unos elementos en azul que descubren su naturaleza híbrida.

Dentro es donde vemos los cambios más significativos. Vemos una tapicería de tela con tonalidad negra, o bien de cuero con costuras azules. Como novedad principal encontramos un panel de instrumentos TFT de 7 pulgadas, donde se muestra la información más relevante como el nivel de carga de la batería o la velocidad. Como curiosidad, y con pocos referentes dentro del mercado que lo tengan, el Kia Niro PHEV presenta una sección central del panel de instrumentos digital, la cual se puede convertir en un cuentarevoluciones del motor de combustión si ponemos la palanca de cambios automática en la posición manual (donde se activa el modo “Sport”).

El sistema de inforentretenimiento presenta los últimos avances del mercado, con la presencia del Apple CarPlay y Androir Auto de serie en la variante enchufable. Cuenta, además, con un cargador por inducción situado en la parte baja de la consola central.

Nos metemos de lleno en su mecánica, la cual es la protagonista indiscutible del modelo. Esta se compone de un motor de gasolina “Kappa” GDI de 1.6 litros y 105 CV y 147 Nm de par, unido a otro motor eléctrico que eleva la potencia hasta los 141 CV y 265 Nm de par motor. La batería de ion litio aumenta de capacidad hasta situarse en los 8,9 kWh en comparación con los 1,56 kWh de la variante híbrida del Niro.

En modo 100% eléctrico podemos recorrer una distancia máxima de 58 kilómetros. A su vez, monta una caja de cambios automática de doble embrague de seis velocidades. Con esta combinación, arroja un consumo medio de solo 1,6 litros/100 km, lo cual le posiciona en uno de los referentes del mercado en este aspecto. 

Sensaciones

Estéticamente no es uno de los coches más bonitos me he visto, pero he de decir que tiene una identidad que se ve en la distancia, lo cual le hace ser un coche con personalidad. La mecánica es sobresaliente, y todo ello por una combinación de varios factores.

Primero por la caja de cambios de doble embrague, la cual hace que la conducción sea más divertida que con una de variador continuo a la que estamos acostumbrados con modelos de esta naturaleza; segundo porque la insonorización está muy bien conseguida y no hace excesivo ruido el motor de combustión cuando entra en acción; aunque lo más destacable es su versatilidad en modo eléctrico.

Y es que en este punto quiero hacer hincapié porque la autonomía eléctrica realmente son 58 km- incluso si estas en un terreno con varias pendientes descendentes, podrías arañar algún kilómetro más en modo cero emisiones-. Normalmente en modo EV solamente se puede circular hasta una velocidad máxima que, normalmente, no suele exceder los 70 km/h en el mejor de los casos, pero es que con el Niro PHEV hemos podido circular a 120 km/h sin encender en ningún momento el motor de combustión. Y es que es algo remarcable ya que solo había conducido un coche híbrido enchufable que pudiera circular a esa velocidad en modo 100% eléctrico quitando el Niro PHEV, y es el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo. Una característica que me ha sorprendido gratamente.

Precios

Actualmente, no disponemos de precios en relación con el Kia Sorento 2018; sin embargo, sí tenemos los precios fijos para España de la nueva variante PHEV del Kia Niro, la cual parte desde los 26.045 euros con descuentos aplicados.

2 Comentarios

  1. Dices que el cambio automático del Sorento es de Variador Continuo.
    Después de este error de bulto (en realidad es tipo Convertidor de Par), he dejado de leer el artículo pues me ofrece muy poca confianza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + 20 =