Cada vez son más los fabricantes que se pasan a la electrificación, ya sea en forma de híbridos o de eléctricos puros. En esta ocasión le ha llegado el turno a Jeep, que ha presentado en el Salón de Ginebra los nuevos Jeep Compass y Jeep Renegade PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle). Estos dos modelos sientan las bases de una nueva era para Jeep, un fabricante que siempre ha tratado de desarrollar modelos con los que poder moverse libremente por campo, y que ahora serán también respetuosos con el medio ambiente. 

Gracias al uso de tecnología híbrida recargable, en lugar de auto-recargable, permite que ambos modelos integren baterías con más capacidad de almacenage de energía, una faceta que se traduce en motores eléctricos más potentes, que, en modo 100% eléctrico, pueden recorrer 50 kilómetros y alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. En combinación con esta mecánica eléctrica, encontramos el motor gasolina 1.3 litros turbo. En el caso del Jeep Renegade PHEV, el conjunto desarrolla una potencia máxima comprendida entre los 190 y 240 CV -aún por confirmar, lo cual permite un muy buen comportamiento todo terreno y una aceleración de 0 a 100 km/h de aproximadamente 7 segundos. Estas mismas cifras son aplicables al Jeep Compass PHEV, pero aún no han sido homologadas.

puerto de carga Jeep Renegade PHEV

Ambos modelos han recibido una mejora en lo que a la respuesta del motor de combustión se refiere, logrando ahora una aceleración más contundente. De igual manera, desde Jeep han logrado reducir el ruido del motor así como las emisiones de CO2, que pasan de 140 g/km a 50 g/km.

consola central Jeep Renegade PHEV

Otra gran ventaja del sistema híbrido enchufable es que, al proporcionar más par y un ratio de transmisión más bajo, permite mejorar significativamente las capacidades off-road de ambos modelos. A esto contribuye también el nuevo sistema de tracción total eléctrico eAWD, el cual transmite la tracción al eje trasero no por un eje de transmisión, como de costumbre, sino mediante un motor eléctrico. Este permite que, al no haber una conexión física entre ambos ejes, el torque destinado a cada par de ruedas se controla de manera independiente, siendo un sistema más eficiente y funcional .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.