El SUV americano recibe un lavado de cara en la variante 2019. En comparación con su predecesor, el Cherokee 2019 presenta una estética más robusta, junto con un motor más potente como opción, así como incorporar la última versión del sistema de infoentretenimiento de Jeep.

Los grupos ópticos del Cherokee han cambiado, descartando el diseño polarizado del faro dividido del modelo anterior, dando paso a una estética frontal más limpia y más convencional. Los faros antiniebla ahora se localizan donde solían estar los faros principales, mientras que la antigua franja de luz diurna LED se ha ampliado para abarcar toda la superficie del faro.

jeep-cherokee-trailhawk-2019

También vemos que han cambiado en la parte trasera, con tecnología LED integrada en el grupo posterior. Mientras, Jeep ha incorporado un portón trasero más liviano que se acciona eléctricamente con un gesto con el pie. Como calzado vemos que monta unas llantas de 19 pulgadas específicas para la variante más alta.

Dentro, el facelift del Cherokee presenta una nueva versión del sistema de infoentretenimiento de Jeep, apodado Uconnect, incorporando también conectividad de serie con el Apple CarPlay y Android Auto. Hay un nuevo acabado, así como una consola central retocada, con la posibilidad de equipar el cuero nappa en ciertos acabados. Existe una nueva paleta de colores dentro como el Storm Blue y el Dark Sienna disponible en las variantes Latitude/Latitude Plus y Overland, respectivamente. El maletero tiene una capacidad de 764 litros.

jeep-cherokee-trailhawk-2019

Como corazón equipa un nuevo motor turboalimentado de 2.0 litros, el cual tiene una potencia de 362 CV y 400 Nm. A su vez, la potencia la transmiten a las cuatro ruedas a través de la transmisión automática de nueve velocidades, la cual se ha mejorado para incrementar su refinamiento. Como opción, vemos que se puede seleccionar también un V6 de 3.2 litros de 270 CV y 230 Nm de par.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − trece =