- Publicidad -

El preparador JE Motorworks está ofreciendo una conversión del motor del Land Rover Defender, en el cual se sustituye su motor V8 por un 2.3 Ecoboost (que monta el Ford Focus RS). Con este cambio de “corazón”, se promete mantener las prestaciones pero bajar los consumos.

La unidad 2.3 litros turboalimentada de cuatro cilindros se presenta en su variante más modesta en el Defender, con 310 CV. JE ha retocado el motor para que se ajuste más a las prestaciones que debería de tener un SUV fuera de carretera. En cuanto a las emisiones, pasa de 266 g/km a 176g/km.

El jefe de JE, Jonathan Douglas afirma que las restrictivas normas con los diésel han forzado a la compañía a buscar otras alternativas más “eco-friendly”. Espera que “muchos otros dueños de Defender vean en este cambio una alternativa a sus motores contaminantes”.

Después de la primera prueba con el Ecoboost, Douglas afirmó que “superó mis expectativas y ahora es más discreto que antes”. Obviamente pasar de un V8 a un cuatro cilindros tiene que notarse, pero a veces estos cambio son necesarios para mejorar el medio ambiente entre todos.

De momento si quieres convertir su Defender en un SUV más eficiente, tendrás que ir a Gran Bretaña. Los precios de la conversión del motor V8 al Ecoboost será de 17.400 libras -devolviendo el dinero equivalente al entregar el V8-. De la misma manera, si los clientes quieren equipar una transmisión automática de Tiptronic de seis velocidades deberán pagar 27.000 libras. 

JE no solo ofrece este servicio, también realiza personalizaciones para cambiar los frenos, suspensión y otros componentes mecánicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.