- Publicidad -

Hace un mes os hablamos de James Glickenhaus, un excéntrico empresario poseedor de una escudería de competición que ahora se aventuraba a sacar su superdeportivo para la calle. Un hombre ambicioso y que desde hace un tiempo clama por una regulación oficial de los tiempos de las marcas en Nürburgring. Pero como parece que nadie quiere seguir unas normas del juego, va a intentar ser el dueño de este. Así que no solo intentará tener el récord del coche de producción más rápido con su SCG003S, sino batir el récord absoluto del trazado alemán.

Otra batalla más en la interminable guerra de tiempos en Nürburgring por ver quien fabrica el coche más rápido y efectivo en el legendario circuito. El último episodio lo ha protagonizado el NIO EP9 y su tiempo de 6:45.9 minutos, un superdeportivo eléctrico de origen chino que ha demostrado que la electricidad tiene mucho que decir. Ahora es el turno de la Scuderia Cameron Glickenhaus que con su modelo en versión de competición, el SCG003C ha conseguido un tiempo de 6 minutos y 40 segundos. Este tiempo lo consiguió en una competición de resistencia de seis horas, liderando la carrera hasta que llegó un problema con el sistema de frenos que le obligó a retirarse.

¿Por qué debemos hacer caso a Glickenhaus? Aunque parezca una locura, pues ese tiempo ha sido con un coche de competición y aún así está muy lejos del récord absoluto, hay una serie de circunstancias a tener en cuenta. Lo primero es que el SCG003C (la C marca la versión de “Competición”) logró ese tiempo de 6:40, 8 segundos más rápido que el Radical SR8LM (un “street legal”, coche de carreras homologado para calle), con 200 CV y 250 Nm de par menos y 100 kg de peso más. Esto se debe a las normas de la competición, por lo que la versión de producción rebajará por seguro ese tiempo

La cuestión es si el SCG003S (Stradale) con esa ventaja extra de potencia y menos peso podrá batir el tiempo que hace 34 años consiguió Stefan Bellof en el Porsche 956, 6 minutos 11 segundos. Una marca que ha permanecido como mejor tiempo absoluto desde 1983 y que debido a la ausencia de ciertas disciplinas durante años nunca se volvió a batir. Sin embargo ahora parece que podría haber una posibilidad para este superdeportivo de motor V8 biturbo de 800 CV y aspecto de coche LMP1.

El todopoderoso Porsche 918 Spyder se tuvo que conformar con una vuelta de 6:57 que fue superada hace poco por los 6:52 minutos del Lamborghini Huracan Performante. Y aunque McLaren nunca ha medido al P1 hay un tiempo no oficial de 6:47 minutos. Habrá que estar pendientes de los movimientos de la Scuderia Cameron Glickenhaus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.