Te presento a la nueva generación del SUV-D de Hyundai, el Santa Fe. Llegó al mercado por primera vez en 2001, asentando las bases del segmento; ahora, el cuarto modelo de la familia Santa Fe aterriza en el mercado en julio de este año. Está asentado sobre la plataforma del Kia Sorento o el Kia Carnival, aunque con ciertos retoques. La estética sigue las mismas directrices que el Kona ha mostrado; un frontal con una configuración de iluminación diferenciada y con una localización baja, mientras que las luces diurnas recorren toda la parte alta de la parte delantera.

hyundai-santa-fe-2018

El nuevo modelo es ligeramente más largo que su predecesor, a pesar de que es uno de SUV de 7 plazas más compactos del mercado, asentándose -por dimensión- entre el Nissan X-Trail de siete ocupantes y el Toyota Kluger. Sus dimensiones parten de una longitud de 4.770 mm, con una anchura de 1890 mm de ancho y una batalla de 2.750 mm.

También es más ligero que nunca, pero a la vez robusto. Tiene mayor porcentaje de acero de alta resistencia -construido en casa, sin suministrador externo- que cualquier modelo de Hyundai (57% en total). 

La cabina se ha mejorado para incentivar la  tacticidad y calidad. La segunda fila de asientos tiene mayor espacio para las piernas, 38 mm más para ser exactos, con unos asientos 18 mm más altos. Presenta un nuevo sistema de abatimiento de los mismos, también con 22 mm más de espacio para la cabeza. El maletero ha crecido también, 40 litros más que le permite arrojar una capacidad total de 625 litros.

hyundai-santa-fe-2018

La pantalla táctil central de 8 pulgadas presenta una conectividad completa, compatible con Apple CarPlay y Android Auto junto con navegación 3D por satélite con actualizaciones gratuitas. El sistema de infoentretenimiento base tiene una pantalla táctil de 7 pulgadas con “Mirror Link“, pero no con navegador.

En cuanto a los motores, el nuevo Santa Fe presenta el motor diésel 2.2 revisado acorde a las nuevas normas de emisiones Euro 6 C. Tiene una potencia de 193 CV y 436 Nm de par, unido a una nueva transmisión automática de ocho velocidades con convertidor de par.

De la misma manera, el nuevo sistema de tracción total (AWD), llamado HTRAC, controla la distribución de par y freno en cada una de las curvas por las que pasa el nuevo Santa Fe, y puede programarse para adaptarse a superficies difíciles como nieve o barro.