Hispano Suiza, la histórica marca de automóviles propiedad de la familia Suqué Mateu desde hace cuatro generaciones, presentará su nuevo modelo Carmen en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, una de las citas más importantes del sector, un superdeportivo 100% eléctrico de altas prestaciones fabricado en Barcelona. Por todo ello se podría decir que la “cigüeña”, símbolo y emblema de todos los modelos de la marca, emprende el vuelo de nuevo para intentar recuperar el prestigio en todo el mundo. Prestigio que se perdió por culpa de la Guerra Civil, pero empecemos por el comienzo.

Hispano Suiza Carmen Revista CAR
La Hispano Suiza Fábrica de Automóviles, SA, fue fundada en Barcelona en 1904 por Damián Mateu con el apoyo del director técnico e ingeniero suizo Marc Birkigt, socio también de la compañía. Con un criterio empresarial moderno, mucha ilusión e imaginación, impulsan lo que se transformará en el líder en tecnología automovilística y aeronáutica con una gran innovación e inversión en I+D.


Pronto se ganaron un reconocido prestigio, al que ayudó de forma notable Alfonso XIII (en la imagen superior) monarca español era un gran aficionado al motor y fue uno de sus grandes embajadores. Desde la empresa quieren ser fieles a su legado, de ahí que se hayan basado en el H6 Dubonnet Xenia de 1938 para su nuevo modelo.

Siempre entre los mejores

El Hispano H6 fue uno de los mejores automóviles de su época, con un avanzado motor seis cilindros en línea de 6.6 litros y 160 CV con el bloque de aluminio, árbol de levas en cabeza y doble encendido. Su precio de 25.000 dólares equivaldría a 440.000 en la actualidad. Fue pionero, además, el aplicar el servofreno a las cuatro ruedas, una innovación que después adoptó Rolls-Royce. Quizá por esa razón fue el modelo elegido por André Dubonnet (1897-1980) como base para el Xenia –el nombre es un homenaje a su esposa de aquel periodo–. Más allá de la mecánica, la carrocería de este H6 también es impresionante.

Hispano Suiza Carmen Revista CAR
El Hispano H6 fue uno de los mejores automóviles de su época. En la imagen un H6B Coupé Limousine de 1930 carrozado por Binder.

El diseño es de Jean Andreau, conocido por sus afilados diseños de aviones y automóviles, y el encargado de hacerlo realidad en aluminio fue el carrocero francés Saoutchik. Entre sus características más peculiares destacan el parabrisas panorámico o las puertas, que para abrirlas se deslizan hacia atrás, como las correderas de los monovolúmenes.

Las futuristas líneas del Xenia de 1938 se trasladarán al nuevo Carmen.

Parece ser que el coche permaneció oculto en un túnel durante la II Guerra Mundial, y el presidente del Club Hispano Suiza francés, Alain Balleret, lo adquirió en los años sesenta. Luego lo compró el americano Charles Morse y desde 2003 pertenece al coleccionista Peter Mullin. Por supuesto un modelo único como el Xenia crea una enorme expectación allí donde se expone, y ha recibido premios en eventos de la máxima categoría como Pebble Beach o el Festival de Goodwood.

Hispano Suiza Carmen Revista CAR

Vuelta al presente

Las líneas futuristas, atrevidas y rompedoras del Xenia se trasladarán al nuevo Carmen. El nombre es en honor a la madre del actual presidente y nieta de Damián Mateu, fundador de Hispano Suiza. Será un vehículo fabricado íntegramente en Barcelona y de forma artesanal. No obstante, solo se fabricarán unas 19 unidades de este superdeportivo, 100% eléctrico, con una autonomía de 400 kilómetros y 1.000 CV de potencia, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 2 segundos y con unos estándares de calidad y seguridad a la altura de las mejores marcas del mercado.

Hispano Suiza Carmen Revista CAR
Este K6 Cabriolet by Brandone de 1935 se subastó en 2013 por 2.255.000 dólares.

Los socios tecnológicos, que están fabricando el vehículo y que aún no han desvelado su nombre, han realizado un desarrollo tecnológico puntero, la inversión en I+D+i, de esta ingeniería hará de estos automóviles unas verdaderas obras de arte al alcance de unos pocos coleccionistas que están dispuestos a pagar 1.500.000 euros.

Sus antecesores más recientes

No es la primera vez que Hispano Suiza intenta retomar el vuelo desde 1946. En el año 2000, la marca llegó a un acuerdo de cesión con la ingeniería Mazel para fabricar un prototipo, el superdeportivo biplaza HS21, que vio la luz en Ginebra ese mismo año. En los años 2001 y 2002, se presentaron los modelos K8 y HS21-GTS, sendas evoluciones del primero.

En el año 2000, la marca llegó a un acuerdo de cesión con la ingeniería Mazel y nació el biplaza HS21, pero el proyecto finalmente no llegó a prosperar.

Finalmente este proyecto no prosperó por dificultades económicas de la ingeniería. En la actualidad las instalaciones también se encuentran en la provincia de Barcelona, siendo fieles al origen de la marca, que inició su actividad en unos talleres de la Calle Floridablanca y más tarde, en 1906, se amplió con una gran fábrica en la Sagrera.

Hispano Suiza Carmen Revista CAR

Cuatro generaciones de la familia Suqué Mateu han preservado, impulsado y dinamizado la marca familiar desde su fundación y de forma ininterrumpida. Dedicando muchos esfuerzos y recursos a mantener vivo ese gran legado. Damián Mateu, bisabuelo del actual presidente, fundó la compañía y posteriormente su hijo Miguel Mateu continuó al frente del proyecto, fabricando los automóviles de alta gama y prestigio.

Prototipo HS21-GTS del año 2002.

A su fallecimiento, su hija Carmen Mateu fue nombrada presidenta y prosiguió la labor de su padre a través de diversas actividades encaminadas a mantener viva la esencia de la marca. La fundación del Club Hispano Suiza en 2002 es solo un ejemplo de la intensa actividad que desarrolla, y cumple uno de sus objetivos principales, perpetuar la marca a través del tiempo.

El nuevo modelo se llamará Carmen en honor a la madre del actual presidente y nieta de Damián Mateu, fundador de la marca.

Hoy en día, Miguel Suqué Mateu, bisnieto del fundador y actual presidente de Hispano Suiza Fábrica de Automóviles, SA, comenta: “Hemos llegado a hacer realidad un sueño que tuvimos hace muchos años, volver a ver circular un Hispano Suiza por las carreteras de todo el planeta”. Y añade que, “ya en 1900, en los orígenes de Hispano Suiza se construyó el primer automóvil eléctrico en el mundo, un prototipo que no llegó a fabricarse de forma industrial. Transcurridos 119 años, en marzo de 2019, en Hispano Suiza tendremos nuestro primer automóvil 100% eléctrico, de altas prestaciones y fabricado en Barcelona, cumpliendo también el sueño de mi bisabuelo”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.