- Publicidad -

Con 700 CV y con una velocidad punta que supera los 300 km/h, delante tienes a uno de los SUV más rápidos del planeta. Sin embargo, esas cifras pueden quedar en el olvido ante la llegada de la variante mejorada del Grand Cherokee Trackhawk, el HPE1000, nacido con la colaboración de Hennessey.

Este nuevo modelos presenta un amplio abanico de mejoras, pero las más notables son las que se llevan a cabo debajo del capó; entre ellas vemos un nuevos sistema del supercargador que produce una presión de 14psi, causante de llevar los 700 CV y los 875 Nm que brotaban de la variante estándar hasta los 1.000 CV y 1.314 Nm. Otras mejoras incluyen una nueva válvula para el flujo del supercargador y nuevo sistema de inyectores de combustible.

En cuanto a sus números, el Hennessey Trackhawk no deja indiferente a nadie. Rompe la barrera de los 100 km/h en solo 2,8 segundos, con un tiempo en el cuarto de milla de 10,5 segundos- llegando hasta los 220 km/h para ese tiempo-.

La variante estándar cuesta alrededor de 60.000 euros; todavía no sabemos el precio de la versión de Hennessy, pero se estima que supere los 100.000 euros. Existe un paquete HPE850 para aquellos que no se quieren ir tanto a lo extremo. El Jeep Grand Cherokee Trackhawk por Hennessey presenta unos frenos únicos como estándar, junto con unas llantas con un acabado en titanio de 20 pulgadas envueltos en unos neumáticos Pirelli.

Entre las adiciones en su diseño exterior presenta un adhesivo en la parte trasera de Hennessey, así como otros en los que se puede leer “HPE1000 Powered by Hennessey” en los lados. Dentro también tenemos una placa con el número de unidad firmada por John Hennessey.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.