- Publicidad -

Ni Salón del Automóvil de Ginebra, ni Fráncfort ni, incluso, la Retromobile de París. Nada de nada supera este viaje… CAR hizo las maletas y se marchó hasta California para asistir a uno de los espectáculos más desmesurados y caros que hemos visto nunca. Heli-Expo, algo así como el supermercado de helicópteros más grande del mundo, celebrado en el ferial de Los Ángeles y situado a los pies de Disney. Más de medio millar de expositores, en un millón y medio de metros cuadrados, mostraron sus novedades durante los interminables cuatro días que dura la muestra.

Si vas a recoger tu helicóptero nuevo, estás invitado, de lo contrario la entrada es libre previo pago de un bono de 410 dólares, en un intento de hacer una selección natural… Por la mañana, el cielo se convertía en un pasillo imaginario de helicópteros en cascada que intentaban tomar tierra como si de Apocalipse Now se tratase, en USA volar es más vulgar que tener un bonobús en España. Pero, ¿realmente, quién compra estas aeronaves? Pues por lo que pudimos comprobar, auténticos millonarios del pescado de Florida, responsables de las mayores plataformas petrolíferas del planeta, adinerados rancheros de Texas con voluptuosas mujeres que distraían a los pilotos que ofertaban sus servicios…, rusos intentando dilapidar fortunas exprés, gobernantes africanos galardonados a saldo y vestidos con uniformes militares acompañados de bajitos ayudantes que portaban maletines negros.

La Heli-Expo es un verdadero show de fanáticos adinerados amantes de los helicópteros más sofisticados, donde la discreción, la educación y el respeto son la máxima expresión. Nadie mira a nadie… Los orientales y los indios parecían estar encantados de pagar de 4 a 9 millones de dólares por una simple cabina de teléfonos con aspas –como dicen mis hijas–. Empresas europeas hicieron sus mejores ventas y cerraron golosos contratos con corporaciones estatales como ayuntamientos y servicios de salvamento, sin olvidar los ejércitos privados que vigilan zonas conflictivas. Si su placer es como el nuestro, todo aquello que lleve motor, no deje de asistir una vez en la vida al mejor espectáculo del mundo, que ya no es el circo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.