Countach LP400S: lavado de cara para el icono de los 80
Countach LP400SCountach LP400S

CLÁSICOS

Generaciones Countach: Countach LP400S

RevistaCAR 26 de septiembre, 2021 | Tiempo de lectura 5 min

A finales de los setenta del siglo pasado la marca italiana pasaba por una situación difícil, con unos propietarios ausentes y despreocupados que no querían invertir en la empresa. Pero el Countach LP400S lo cambiaría todo.

Countach LP400S

Valentino Balboni empezó a trabajar en Lamborghini como aprendiz de mecánico y en 1973 comenzó como probador, labor que desarrolló durante 30 años.

Así que recuerda momentos complicados como cuando tuvo que ir a Milán en un Peugeot 404 para comprar los amortiguadores de un Countach que estaba parado en la línea de montaje, porque ningún suministrador les fiaba las piezas.

O cuando se pasaba los días en la factoría jugando a las cartas y mascando incertidumbre, porque simplemente no había coches que fabricar o probar.

Era una coyuntura muy difícil, pero tuvieron la suerte de que el millonario austro-canadiense Walter Wolf (Austria, 1939) estaba enamorado del Countach.

Así que encargó varios coches y no tuvo reparos en trabajar junto a Gian Paolo Dallara (que había vuelto a Lamborghini en 1975) y en financiar su desarrollo. Neumáticos más anchos, mejor suspensión, frenos más potentes, dirección más directa, el alerón o motor más potente, fueron mejoras que se introduciendo en los tres Countach que encargó Wolf.

El empresario tuvo incluso su propio equipo de F1 que compitió en las temporadas 1977, 1978 y 1979. Por eso, cuando se presentó el LP 400S en 1978, era el fruto del trabajo de Wolf junto a los técnicos de Lamborghini.

Tras haber desarrollado los coches para Wolf, los técnicos de la marca sabían que el Countach podría mejorar mucho con los neumáticos adecuados, y esos neumáticos soñados los montaron en el LP400S, la segunda generación del Countach.

Fueron los Pirelli P7, una goma revolucionaria en su época por su perfil ultrabajo y que se estrenó en el Lancia Stratos. Ofrecían un rendimiento muy superior en apoyos y aceleraciones laterales y mejoraba la estabilidad notablemente.

Countach LP400S

Y el efecto estético era espectacular, con la medida 205/50VR15 delante y los enormes 345/35VR15 detrás. Además del Countach montaron los P7 otros supercoches como el primer Porsche 911 Turbo (3.0), el Ferrari 308 o el De Tomaso Pantera.

Para aprovechar al máximo los anchísimos Pirelli se modificó a fondo la suspensión del Countach, y sus pasos de rueda fueron subrayados por unos nuevos perfiles de fibra de vidrio, con lo que el coche tuvo un aspecto más agresivo.

La capacidad de frenada se mejoró sustituyendo los Girling del LP400 por unos ATE, con discos más grandes y pinzas de cuatro pistones.

Respecto al motor, se evolucionó buscando sobre todo más par y mejor respuesta a bajas revoluciones, ya que el anterior empujaba poco por debajo de 4.000 rpm. Como consecuencia de ello perdió 30 CV, quedando la potencia máxima en 355 CV a 7.500 rpm.

El Countach LP400S recibió pequeñas evoluciones y hay tres series diferentes. Los Serie I son los más escasos con solo 50 unidades fabricadas.

Estos se distinguen por las características llantas Campagnolo Bravo de cinco orificios, como las que llevaba el prototipo Bravo. También llevaban la suspensión baja.

Los Serie II (150 unidades) llevan llantas parecidas a las anteriores pero lisas y cóncavas y mantuvieron la suspensión baja, que pasó a ser más alta en los Serie III.

En estos últimos también se aumentó un poco el techo para ganar casi 3 cm de espacio en el habitáculo, por lo que se les llama high body, o a todos los anteriores, low body. Del LP400S se produjeron 237 unidades en total.

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Countach
    • El Countach cumple 50 años

      Hay que situarse en aquellos días para ver cuáles eran los modelos que marcaban la diferencia. En 1969 el Coche del Año...

    • cine
    • El Lamborghini Countach y el cine: emoción italiana en el séptimo arte

      Es difícil evaluar el efecto que puede tener una película en un niño, pero son millones de aficionados los que recuerdan...

    • cotización
    • La cotización de los Countach: un valor en alza

      En los últimos años el precio de los Countach se ha disparado por completo, y parece que aquellos chavales que soñaban...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración