Un año más la cita de coches clásicos más importante de la capital deleitó a los aficionados a los clásicos con una exposición excepcional. El ClassicAuto 2017 ha sido la edición VIII y ha vuelto a cumplir con las expectativas de sus aficionados. Un año más la cita madrileña atrajo a curiosos, coleccionistas y amantes del motor en general que buscaban un clásico que entrara su vida o esa pieza que les falta para acabar el que ya tienen. En total y según cifras de los propios organizadores, más de 40.000 visitantes.

Las exposiciones reunieron todo tipo de clásicos, desde el stand de Porsche con un magnifico 356 completamente restaurado o un 928 GTS, a SEAT y sus coches de rallye con los que 40 años atrás lograron un podio en Monte Carlo. El fórmula 1 con el que el piloto español Emilio De Villota corrió en F1 hizo de coche de exposición para el homenaje que se dio al piloto. No faltaron los tradicionales concursos de elegancia de coches posteriores a 1955 y de motocicletas.

Mercedes y Abarth fueron otras dos marcas presentes con sus respectivos modelos clásicos. Se vieron joyas como Rolls-Royce, varios Ferrari 308, Corvette Stingray, Aston Martin DB9, coches clásicos de las fuerzas de seguridad del Estados, el Club Nacional SEAT 1430, 124 y 124 Sport, Club Amigos de Citroën 4/4, nuestros amigos de La Escudería y PDM. Mirases a donde mirases había un coche que desearías tener en tu garaje de clásicos o conducir al menos una vez en la vida. Tampoco faltaron los expositores de piezas de recambio, decoración de época, vestimenta clásica, juguetes para grandes y pequeños, merchandaising de marcas y elementos vintage, un sin fin de stands en los que dar rienda suelta a esta pasión del motor clásico. Y como no, en las afueras del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid se reunieron multitud de coches clásicos que casi representaban una parte más de la exposición, y una indispensable del ClassicAuto 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.