- Publicidad -

Aunque Ford ha ampliado el número de unidades de su nuevo GT, 1.350 sigue siendo un número pequeño para tanto fanático del superdeportivo americano. Es por eso que al otro lado del charco, la empresa Superformance hace los sueños realidad de quienes quieren un Ford GT40 a precio de Audi R8. Estamos ante la última réplica de este especialista denominada Future GT Forty, todo un homenaje al primigenio ganador de Le Mans de Ford que esconde un trabajo artesanal y un motor moderno.

Future GT Forty

El mejor homenaje

En Superformance fabrican varias réplicas de clásicos americanos como Corvette de las primeras generaciones, Shelby Cobra o el popular GT40. Pero hasta ahora nunca habían hecho este último con un motor que no fuera un V8. El caso es que tras la repetición de la victoria 1-2-3 del Ford GT en 2016, 50 años después de la primera victoria de la marca, el director de cine Doug Campbell hizo un encargo especial. Pidió un GT40 con el motor del nuevo Ford GT.

Future GT Forty

Dos cilindros menos de lo habitual…

Así es como nace este Future GT Forty, todo un GT con el aspecto del corredor de Le Mans de los 60, pero con la librea de los GT nuevos y su motor como corazón, un V6 EcoBoost, pero no el mismo motor de 3.5 litros que emplea el superdeportivo de carreras para la calle.

Superformance lo que ha tenido que hacer es coger un motor V6 EcoBoost normal y mejorarlo para lograr llegar a los 650 CV que rinde el coche de carreras moderno. Para ello ha usado nuevos turbos Garrett con los que, sumado a la mayor presión de soplado y un escape Magnaflow, logra semejante potencial. Asociado lleva un cambio manual Quaife de cinco velocidades y por supuesto, toda su potencia al eje trasero.

Future GT Forty

Diseño de carreras

A nivel estético luce elementos modernos como unas llantas de HRE con monotuerca, calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Lleva un sistema de suspensión neumática para regular la altura libre al suelo y porta un enorme alerón trasero fijo. El sistema de luces es de tecnología LED y APR Performance ha diseñado los apéndices aerodinámicos de su parte delantera, logrando una buena efectividad de carga aerodinámica.

El interior es fiel al del GT40 original, con el volante a la derecha y con un nivel de detalle exquisito. La instrumentación es analógica e incluso los baquets negros son de la época. El precio por un Future GT Forty es de 180.000 dólares, el cuál es módico comparado con un GT40 original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.