- Publicidad -

Uno de los personajes más influyentes en el mundo del diseño automotriz cambia las cuatro ruedas por dos alas, de la mano de Lilium. Con un portfolio a sus espaldas más que considerables –BMW X5, el nuevo Mini, Ferrari F430, Maserati MC12 y el McLaren P1, entre sus proyectos principales-, Frank Stephenson estará a cargo de los futuros diseños de la compañía.

La marca Liliam es relativamente nueva, ya que comenzó su andadura en el mundo aeronáutico en 2015 en Munich, Alemania. La nueva firma se encarga de desarrollar aviones compactos de alta velocidad, bajo coste y con motores con cero emisiones, capaz de aterrizar y despegar de forma vertical.

Los jets de Lilium están construidos en un concepto único compuesto por 36 motores eléctricos muy eficientes, los cuales están ensamblados en las alas del avión, para garantizar una transición de vuelo vertical a horizontal de forma fluida.

“Mi último trabajo era estar en lo más alto del mundo del diseño automotriz. La pregunta obvia fue “¿qué vendrá ahora? Pero esta era una que no podía responder de forma sencilla. Y cuando esta compañía increíble vino a verme sabía que era el movimiento correcto”, afirmó Frank Stephenson.

“A través de toda mi carrera he trabajado mano con mano con ingenieros, creando vehículo que serían mecánicamente eficientes y técnicamente efectivos, mientras mantenían una apariencia magistral. Ahora aplicaré esos mismos principios en esta firma, líder en aviación aeronáutica”, continuó.

El jet de Lilium viajará a una velocidad máxima de 300 km/h, junto con una autonomía de 300 kilómetros con una carga eléctrica. El pequeño avión ha sido diseñado no solo para ser rápido, sino para establecer un nuevo estándar de eficiencia en el sector, con hasta un 90% más de prestaciones en ese campo frente a la competencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.