Todo cambia muy deprisa, y el mundo de las competiciones no se salva. La Fórmula e ha venido para cambiar las carreteras tal cual las conocemos y, ya de paso, desarrollar los futuros motores eléctricos que llevarán nuestro coches del mañana. Audi es uno de ellos, y que este año compite con su nuevo FE05, el cual fue presentado el año pasado.

Para empezar, habrá que aclarar a nuestros lectores, ¿qué ofrece exactamente la Fórmula E que no tenga ya la F1? Para empezar no alejarse demasiado de las ciudades, ya que todos y cada uno de los trazados del calendario se llevan en el “centro” de la ciudad. Realmente estos son emocionantes porque son muy ratoneros y pequeños, lo que hace que las batallas sean más reales y cercanas, y más si todo el mundo lleva “el mismo” coche, los cuales me recuerdan a las naves espaciales del videojuego Wipeout.

Daniel Abt

La Fórmula E es muy distinta a todo lo visto. Para empezar se hacen diferentes grupos paras las diferentes clasificaciones (Q1,Q2,Q3) para ver los 6 más rápidos de la parrilla. Cuando estos pasan a la ronda final (Superpole), tiene tan solo una oportunidad para establecer el tiempo de salida. Una cosa que ya se vivió en su día en la Fórmula 1 y que se descartó por su ¿injusticia? Aún así, añade más espectáculo a la competición.

Los monoplazas de la Fórmula E cuentan con la misma plataforma para todo el mundo, mismo paquete de baterías y distintos elementos eléctricos. Pesa alrededor de 900 kg (un F1 ronda los 730 kg) y, en el caso de esta nueva generación de monoplazas, no cuentan con marchas, tan solo una automática directa.

La potencia de 200 kW (270 CV) y para este temporada no tienen que bajarse del coche y montarse en otro en mitad de carrera, ya que la batería aguanta toda la carrera. Existe la posibilidad de aumentar la potencia mediante un sistema llamado “FanBoost”. Los aficionados votan a su piloto favorito y el que más votos reciba puede aumentar por unos segundos su potencia.

Por otro lado, también tenemos la opción de pasar por la zona “Attack mode“, que posibilita el modo del mismo modo que la zona. Este permite al piloto aumentar su potencia en 25 kW durante la carrera (50 kW en clasificación).

Como puedes ver, casi se parece más a un videojuego estilo Mario Kart, pero que nos parece que mejoran la experiencia general de la carrera. Con todo esto sobre la mesa, tenemos una carrera muy competitiva, en la cual puede ganar cualquier coche de la parrilla. Tanto es así, que ningún piloto ha repetido en la pole este año.

E-Prix de Roma

Tras la salida, André Lotterer mantuvo su primera posición en la primera curva, lo que le permitió ganar distancia aprovechando la melé que llevaban los competidores detrás suya. Por otro lado, Stoffel Vandoorme arrebató el tercer puesto a un José María López que no brilló tanto como en libres o en clasificación. Detrás le seguía Sébastien Buemi y en la cuarta y Robin Frijns en la quinta. Sam Bird terminó su carrera en el tercer sector, y más tarde López que, debido a su impacto contra el muro, generó caravana y paralizó la carrera.

Aquí entró en juego la bandera roja, que mantuvo la carrera en “stand by” durante más de 40 minutos. Tras este parón, los pilotos volvieron a la pista y se produjo el duelo entre André Lotterer y Mitch Evans, que en la vuelta 5 pasó de estar a 1,1 segundos a solo 3 décimas. El piloto alemán se defendió con uñas y dientes, aunque Evans no se despegaba de su zaga.

Daniel Abt, a bordo del Audi FE05, no tuvo mucha suerte en esta ocasión, ya que en la vuelta 10 tuvo un error en la curva 14 y se fue recto, aunque volvió a pista sin asistencia. Delante la situación no cambiaba, con Lotterer al mando y Evans como su sombra; mientras Vandoorne y Buemi estaban a más de 10 segundos de estos.

A 25 minutos del final, Felipe Massa se retiró de la carrera por un problema técnico en la curva 14. También hubo otro abandono en el equipo de Venturi, ya que Edoardo Mortara tuvo otro fallo en la potencia.

Durante la bandera amarilla tras el abandono de Massa, Jean-Éric Vergne adelantó a Antonio Félix de forma ilegal (ya que en bandera amarilla está prohibido), lo que le costó un Drive-Through.

Cambio de líder

Mitch Evans no se rendía; se hizo aliado del Attack Mode y se puso a la caza de Lotterer, el cual también tenía dos de estos modos más en la recámara. Sin embargo, tras dos vueltas de duelo, Evans adelantó al piloto alemán en su último “Attack Mode”, logrando un adelantamiento agresivo y dejando el espacio justo a Lotterer.

Tras varias vueltas con intentos del alemán por recuperar el liderato, Evans entró en meta victorioso en la primera plaza tras una carrera titánica. 

Resultado tras 29 vueltas

  1. M.Evans

2. A.Lotterer

3. S. Vandoorne

4. R.Frijns

5. S.Buemi

6. O.Rowland

7. L. Di Grassi

8. J. D´Ambrosio

9. A. Da Costa

10. P. Wehrlein

11. S. Bird

12. A. Lynn 

13. O. Turvey

14. J. Vergne

15. T.Dillmann

16. J.López

17. A.Sims

18. D. Abt

19. M. Günther

20. F. Massa

21. E. Mortara

22. G. Paffett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.