Tras lograr una sorprendente cifra de ventas de 51.500 unidades en Europa el pasado año 2018, la Ford Ranger se actualiza. Con el objetivo de adaptarse a los nuevos reglamentos de emisiones, sin renunciar a sus sobresalientes capacidades off-road, la recientemente renovada pick-up estrena motorización y nueva caja de cambios automática. Además, se equipa con lo último en tecnología de conectividad y asistencia a la conducción, alzándose como un modelo prestacional, cómodo y práctico a partes iguales.

nueva Ford Ranger

Más potencia, menos emisiones

Consagrado como uno de los modelos más brutales y capaces fuera de asfalto, la nueva Ford Ranger, capaz de vadear zonas de hasta 800 mm de profundidad, se presenta con el nuevo motor EcoBlue 2.0, una mecánica diésel que ofrece un mejor rendimiento y una mayor eficiencia de combustible. En concreto, con la caja de cambios manual de seis velocidades, logra una mejora de eficiencia de combustible del 4%, cifra que con la nueva caja de cambios automática de 10 velocidades -heredada de la F-150 y del Mustang- aumenta hasta el 9%. Esta mejora, junto con el nuevo catalizador de reducción selectiva de emisiones, permiten que semejante monstruo de campo pueda también circular por las principales capitales europeas.

El motor EcoBlue se ofrece con dos configuraciones. La primer de ellas, que equipa un único turbocompresor, desarrolla 173 CV y 420 Nm de par, y establece un consumo medio 8.3 l/100 km. En segundo lugar se ha presentado una con tecnología biturbo, que logra una potencia de 213 CV y un par motor de 500 Nm, todo ello con un consumo de 9.2 l/100 km. Este aumento de potencia, unido a su espectacular distancia al suelo de 230 mm, y a su tracción 4×4 de serie, permite a la Ford Ranger sortear sin dificultad todo tipo de terrenos extremos. Además, gracias al incremento del par, la Ranger es ahora capaz de remolcar objetos de hasta 3.500 kg, todo ello además de sus 1.252 kg de carga útil.

Ford Ranger Raptor circulando por campo

La misma Ranger de siempre

El diseño ha variado muy poco en esta nueva generación de la Ford Ranger. La pick-up se ofrecerá con tres carrocerías distintas, la de Cabina Sencilla, la Super Cab y la Doble Cabina, a las que hay que sumarle el modelo Ford Raptor desarrollado por Ford Performance. Como principales novedades estéticas en el exterior encontramos el paragolpes y la rejilla, que estrenan nuevo diseño, y los nuevos colores de la carrocería. Entre estos destacan el Plata Luna y el Azul Lightning, comercializados ambos como colores premium. El acabado Wildtrak, por su lado, se ha lanzado con un color especial, el Naranja Sabre, y con detalles en efecto titanio. Esta versión, la tope de gama, ofrecerá a su vez, faros delanteros con tecnología xenón y luces diurnas LED.

frontal Ford Ranger Raptor

En el interior también se actualiza ligeramente. Concebido para ofrecer la misma comodidad que el de un turismo, el habitáculo se presenta con un tono negro ébano y con superficies acabadas que mejoran su calidad. La versión Limited presentará asientos en negro, además de llantas de diseño específico y 17″.

interior Ford Ranger

Más conectividad y seguridad

Una de las novedades más importantes de la Ford Raptor la encontramos en su equipamiento tecnológico, el cual se ha actualizado notablemente para maximizar el confort y la tranquilidad de sus ocupantes. A través de la pantalla táctil de 8″ podemos interactuar con el sistema de infor-entretenimiento SYNC 3, el cual es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y se pude controlar también mediante comandos de voz. Otro sistema tremendamente útil y puntero es el módem de a bordo FordPass Conect, el cual ofrece conectividad Wi-Fi para hasta 10 dispositivos. Gracia a esta tecnología, y a través de la aplicación móvil FordPass, el conductor puede consultar información sobre el estado del vehículo (nivel del aceite, presión de los neumáticos, kilometraje), puede localizar su vehículo y puede bloquearlo y desbloquearlo -algo muy útil cuando la Ford Ranger se utiliza por varios compañeros de trabajo-.

cuadro de intrumentos Ford Ranger

Otra solución tecnológica desarrollada prestando atención al carácter laboral de la Ford Ranger es la MyKey de Ford. A través de este sistema el administrador de una flota, por ejemplo, puede programar la llave para limitar la velocidad o para activar de manera permanente todas las ayudas a la conducción.

Ford Ranger circulando por carretera

Precisamente dichas ayudas constituyen otro de los cambios más significativos de la nueva pick-up. Entre sus sistemas de asistencia activa a la conducción encontramos la frenada de emergencia, la detección de peatones, el limitador inteligente de velocidad (con capacidad para leer señales y adaptar la velocidad a estas), el Active Parck Assist -que ayuda a maniobrar cuando se quiere estacionar en paralelo-, la alerta y asistente de mantenimiento de carril, el control de crucero adaptativo o el control del balanceo del remolque entre otros.

Como resultado de esta actualización, encontramos una Ford Ranger que es, en definitiva,  más potente, más eficiente, más moderna y más segura que sus anteriores generaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.