COMPARATIVAS CARRUSEL

Ford Puma, VW T-Cross, Peugeot 2008 y Nissan Juke: nueva normalidad

RevistaCAR 18 de junio, 2020 | Tiempo de lectura 8-9 min

El Ford Puma (que probamos en profundidad para su lanzamiento) es como un bebé porsche… ¡Es como un bebé de Porsche Macan! Quizá sea el madrugón. Quizá sean los efectos alucinantes de un madrugón y un desayuno de McDonalds. Lo que sea, solo hemos pronunciado esas palabras.

No vas a confundir a los dos en un aparcamiento, y mucho menos en la carretera. Pero hay ecos del Porsche en el Ford. Ambos han unido algunos cromosomas de deportivos en el ADN existente de un crossover. Y ambos apuntan a hacer lo mismo con la forma en que se conducen. Control de la carrocería, precisión de la dirección, amortiguación tensa.

Ford Puma

Este motor es el gasolina de 125 CV, pero sigue siendo el más destacado. El Ford salta alegremente cuando sueltas el pedal o frenas gracias a un sistema mild-hybrid de 48 voltios. El Ford Puma quiere que notes que es un híbrido, y un kilómetro en él es todo lo que se necesita para apreciar que funciona, la modesta respuesta del acelerador se acentúa con el impulso eléctrico, ayudando a mitigar el retardo y pulir sus números con un poco más de eficiencia.

A mitad de recorrido abandonamos las carreteras principales y nos adentramos en caminos rurales llenos de barro. El Ford Puma, basado en el Fiesta, ofrece un gran sonido de motor y juega para ser el mejor chasis. La dirección es neutra en modo “Normal”, más pesada y simplemente mejor en “Sport”. Destaca en este apartado, como cabría esperar de una marca que también creó el excelente Focus actual. Si bien la altura de conducción del Ford Puma se traduce en que no puede circular con la misma fluidez viajando largas distancias. Pero es muy bueno, con una configuración de la suspensión que entra en juego de forma resolutiva cuando le aprietas las tuercas, aunque es dura en ciudad para llevar llantas de solo 17”.

Ford Puma Nissan Juke, Peugeot 2008 Volkswagen T-Cross

El Ford Puma no se disfruta exactamente siendo conducido como si estuvieras yendo a casa para borrar tu historial de navegación. No como un Ford Focus o, mejor aún, no como un Fiesta ST. Pero es el único coche, de los que tenemos hoy aquí, interesado en esta tarea en cuestión. Aquí también el sistema híbrido suave gana puntos, el efecto de regeneración desacelerando tira del morro hacia abajo y ayuda a inclinar el automóvil de manera útil sobre su morro al girar.

Ford Puma vs NIssan Juke

¿Divertido conducir, entonces? Sí, y por un crossover de su precio eso no es una mala hazaña. El mejor chasis, el mejor motor. ¿Un Macan bebé? El más Macan de estos cuatro, sin duda. ¿Su elección? Depende de cuánto te gusten los interiores del Fiesta. El Puma tiene el mismo para bien –todo es intuitivo y funciona bien– y para mal –diseño sobrio, poco soporte lateral en los asientos y poco espacio para las piernas detrás. Aún así, antes de que hayamos engullido la primera magdalena del día, el Ford comenzó a brillar.

Nissan Juke, el más original

Parece que no hay nada igual en la carretera, llamativo como un sol invernal brillante y punzante que sobresale de la profunda pintura roja metálica y hermosas llantas de 19 pulgadas. Las primeras impresiones son buenas: un asiento estilo bacquet, un interior muy cómodo, además de un tacto suave de las telas. También hay algo de la vieja escuela en el Juke: un gran volante, con un aro duro y delgado como un coche de carreras antiguo, salvando las distancias. La caja de cambios manual de seis velocidades hace que tengas que trabajar sin descanso para llegar a cualquier parte, y el sonido del tres cilindros es áspero.

Ford Puma

A lo largo del día, al Juke le costará mantenerse al ritmo del Ford Puma, pero el Nissan no languidece cuando necesitar llegar a algún lado. El Juke genera una cantidad de agarre inimaginable, se niega a sumergirse en el subviraje que se espera de un coche así y, a medida que las curvas mojadas se nos acercan como frisbees en la playa, el Juke se aferra a su compostura ante una provocación bastante extrema del terreno.

El Juke casi inventó esta categoría, combinando el crossover y los grupos de genes cupé para ofrecer algo así como la conveniencia del Evoque, igualmente revolucionario de Range Rover, por una fracción del presupuesto. El nuevo automóvil es una evolución de todo lo que representaba el modelo anterior, con un estilo menos polarizante, aunque todavía bastante bonito, más espacio interior –el hueco para las piernas gana casi 6 cm y el maletero es un 20% más grande– en un modelo más grande pero más ligero, 23 kg, y más rígido. También hay más tecnología, con el ProPilot ahora disponible en el Juke, que ofrece asistencia de mantenimiento de carril y crucero adaptativo.

Interior Nissan Juke

Quizá el mayor salto adelante está dentro. Este, a riesgo de condenarse con elogios débiles, es el mejor interior de cualquier Nissan hasta la fecha, con algunos materiales de calidad, y un diseño lo suficientemente peculiar como para elevar el espacio más allá del Qashqai o X-Trail más cotidiano. El VW se siente más aireado, el Peugeot más emocionante, pero la cabina del Juke es una fuerte combinación de ergonomía, de sonido, de diseño atractivo y de materiales de calidad.

Peugeot 2008, El rey león

Resulta que tenemos el 2008 más caro posible y esto no le deja en buen lugar con los rivales. El “problema” es el acabado GT Line de esta unidad, con llantas de 18”, cámara de marcha atrás, pantalla táctil de 10”, asientos calefactados… y un motor PureTech 1.2 de 130 CV. La variedad en la elección es ahora el modus operandi de Peugeot y el 2008 es un ejemplo brillante de esa política, con opciones de tren motriz que se extienden desde los pequeños gasolina a través de motores diésel hasta baterías eléctricas. El más caro de todos.

Ford Puma vs Peugeot 2008 vs Nissan Juke

Entonces el 2008 cuesta un millón de dólares, más o menos. Afortunadamente, también lo parece. A la luz del atardecer, cada centímetro del Peugeot parece un concept que ha escapado, la luz ondula sus superficies geométricas y enciende la pintura Fusion Orange. El trabajo de chapa es realmente esbelto para un SUV del segmento B, un coche con hermosas llantas y repleto de detalles audaces y contrastantes como los pilares negros y el techo, confiando en sí mismo como lo hacían los Peugeot de hace años.

interior Peugeot 2008

Por dentro es el mismo trato. La originalidad y el estilo que se muestran aquí te hacen preguntarte si los diseñadores de interiores de los demás no estaban motivados. Encontramos una interpretación moderna fabulosa de tela de pata de gallo en la tela del asiento, una pantalla táctil ordenada, superficies dramáticamente festoneadas, símil de fibra de carbono, la pantalla del conductor en un holograma 3D e interruptores de aluminio en forma de palanca como si estuvieras cambiando tanques de combustible o bajando tu tren de aterrizaje en un caza F-35, no solo apagando la luneta trasera.

Ford Puma y Peugeot 2008

Es sorprendente cuán baja es la posición de conducción del Peugeot después de, por ejemplo, el Volkswagen. El efecto se ve reforzado por el pequeño volante, que se siente muy bien. Recorriendo la ciudad en busca de caminos más claros más allá, hay un entusiasmo contagioso en el Peugeot que, al igual que su hermano 208, recuerda glorias pasadas. El tacto del volante le da al coche una sensación de agilidad gratificante y esto, junto con el empuje del motor y los pedales de peso perfecto y la acción del cambio manual en lugar del automático opcional, hace que sea un placer conducirlo. El chasis también se adapta bien, se conduce muy bien. Si finalmente no es tan emocionante como el Ford, entonces al menos es tan entusiasta como debe ser un crossover. Y todo el tiempo hay un toque de suavidad en su suspensión.

VW T-Cross, Honestidad: la mejor política

Los ingenieros de Volkswagen podrían haber configurado el nuevo T-Cross –hermano pequeño del T-Roc (que aquí probamos en su versión cabrio) o un Polo de gran altura–, como un automóvil para absorber baches urbanos y con la amortiguación de un viejo sofá para ser simplemente cómodo. Pero en cambio el T-Cross premia el control de la carrocería por encima de todo lo demás. Le encanta que lo arrojen a cambios accidentados y llenos de baches como a un coche del WRC.

Volkswagen T-Cross vs Ford Puma

Mientras el Ford Puma y el 2008 ofrecen una posición de conducción reclinable casi de compacto deportivo, el T-Cross es sin lugar a dudas un SUV pequeño. Te sientas en posición vertical, con más espacio para las piernas traseras que el Juke o el Puma, y examinas una cabina que, aunque se siente económica en algunos lugares, en comparación con otros Volkswagen más grandes, se siente fabulosamente bien elaborada y acabada. La pantalla táctil de ocho pulgadas es brillante y sensible, y las superficies superiores del tablero, ayudan a que el coche se sienta aproximadamente el doble de caro. Y la posición de conducción, aunque remota y elevada para las travesuras indirectas, es sólida e inmensamente relajante.

Interior Volkswagen T-Cross

El motor empuja con carácter a pesar de su tamaño y la caja de cambios de doble embrague sigue siendo brillante. Eso sí, con el modo “Drive”, la respuesta del acelerador es algo lenta, pareciendo que no avances, mejor pon la transmisión en “S”, de “Sport”, que convierte esa pausa en una prisa inmediata. Como siempre, con la configuración correcta lucirá mejor. Este T-Cross se ve fabuloso, con sus superficies nítidas, esa barra de luz trasera estilo Porsche Cayenne y un aire a mini Touareg de refinamiento sofisticado.

Volkswagen T-Cross

La gama de motores incluye desde el 1.0 TSI de 115 CV y tres cilindros que equipa nuestra unidad, hasta un TDI de 1.6 litros, pasando por un 1.5 TSI EVO de 150 CV. El nuestro con cambio manual de seis velocidades hace bien su trabajo. El T-Cross es un Volkswagen más, lo hace todo bien, es el coche más capaz, y cuanto más pases en su compañía, más crees que estas en lo cierto. Mientras los otras marcas se esfuerzan por hacer que su pequeño todocamino se vea y se sienta como un extraño cupé de gran altura, hay una honestidad refrescante en el T-Cross. Te sientas alto, es espacioso por dentro, por delante y por detrás. La ventana trasera no se inclina, por lo que puedes persuadir a un perro para que se meta en el maletero. Es el SUV familiar completo listo para todo, solo con dimensiones amigables para la ciudad y un precio amigable para nuestra billetera.

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Ford Puma 2019, regreso diferente y versátil

    No es el primer caso de un nombre mítico de una marca que vuelve en un formato totalmente distinto. Hoy tenemos con...

  • Familiares Premium: a prueba de todo

    ¿No son para ti los estilosos SUV? Elige entonces entre alguno de estos familiares premium: espacio, ritmo, presencia…,...

  • VW GOLF R Mercedes A35 Honda CIVIC TYPE R
  • VW Golf R, Mercedes-AMG A35 y Honda Civic Type R: Nacidos para la gloria

    Conozco al VW Golf R como la palma de mi mano. El segmento hatchback siempre ha llamado mi atención; su competencia es...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración