- Publicidad -

Si existe un coche que se considera el arquetipo del “american muscle” por excelencia ese es el GT500. Un deportivo americano que hacía relucir la premisa de las marca americanas de dar potencia sin importar el cómo. Pues bien, ahora nos llega una nueva imagen que presagia la llegada de la nueva generación del modelo. A pesar de que solo tenemos una imagen oficial sobre el modelo, tenemos bastante información sobre su nuevo diseño, mecánica y logo.

Para empezar, en la imagen vemos una calandra trapezoidal más ancha con una firma óptica más agresiva –parecida a la que tiene el nuevo Ford Mustang 2018-, junto con un splitter delantero pronunciado y entradas de aire voluminosas. Como detalle característico –quitando las líneas deportivas , en otro color en comparación con el exterior-  vemos que el logo que preside el morro no es el tradicional caballo, sino esta vez vemos la “cobra” característica de Shelby.

Este será un modelo muy especial no solo por su estética más deportiva, sino también por aquello que se aloja debajo del capó. Sabemos que respirando debajo de él descansará un motor V8 con una potencia total de 700 CV lo que, según la marca, “le convierte en el coche de producción de la marca más potente de la historia”. De la misma manera, el nuevo GT500 será uno de los 12 modelos que llevarán el distintivo de Ford Performance para 2020.

El modelo más extremo hasta la fecha de Ford Performance, es el nuevo Ford GT, el cual cuenta con una aerodinámica prácticamente de competición, junto con una suspensión adaptativa –se baja cuando se activa el modo “track”.