Ya habíamos visto un paquete Performance para el Mustang GT, pero ahora Ford ha pensado en su versión de acceso y lanza este pack High Performance para el Mustang Ecoboost, incluyendo algunos elementos del paquete para el ponycar con V8.

Ford suprimió en el último restyling del Mustang la versión V6, convirtiendo este Ecoboost en el modelo de acceso para todo el mundo. Es el bloque del Focus RS, un 2.3 litros que en la actualización del modelo pasó de 320 a 290 CV por culpa del filtro antipartículas del escape. Ahora con este pack el Mustang Ecoboost puede disfrutar de 335 CV y 475 Nm de par. El pack está disponible tanto en el coupé como en el cabrio.

Ford Mustang Ecoboost

 

Este motor 2.3 litros gasolina de 4 cilindros se hace en Valencia, y Ford Performance le ha mejorado el turbo de doble caracola para que sea un 5% más grande. También incluye un nuevo radiador más grande, así como un nuevo ajuste tanto del cambio manual de seis velocidades como del automático SelectShift de 10.

Gracias al pack High Performance este Mustang es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos y llegar hasta los 250 km/h. La entrega del par motor también se mejora, estando disponible en un 90% desde las 2.500 rpm hasta las 5.300 rom. En dicho pack también se incorpora un nuevo sistema de escape para mejorar su melodía.

A nivel de chasis tampoco faltan los amortiguadores adaptativos MagneRide en ambos ejes, y una barra de torretas delantera para mejorar su rigidez. Hay nuevas barras estabilizadoras en ambos ejes más gruesas y lleva los frenos del Mustang GT, con discos de 353 mm delante y pinzas de cuatro pistones.

ABS, ESP, los modos de conducción y la dirección asistida ahora están recalibrados para la nueva potencia y set-up del chasis. No falta un autoblocante Torsen y lleva las nuevas llantas de aluminio de 19″ con neumáticos mejores, unos Pirelli P Zero Corsa4.

En cuanto a la estética, Ford añade en este Mustang Ecoboost un nuevo splitter delantero en negro, protección de los bajos, la parrilla va oscurecida y el logo del Mustang a un lado. Los retrovisores son de color gris y el spoiler trasero en el maletero es negro.

En el interior hay una instrumentación nueva que añade los relojes indicadores de presión del turbo y del aceite. Lleva una placa personalizada que conmemora la versión, y en opción se incluye el sistema SYNC3, pero de serie lleva el FordPass Connect. Por ahora no se ha anunciado su llegada a España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.