En los últimos años estamos viviendo una era dorada de los restomod y de las recreaciones modernas de clásicos. Los hay por parte de las marcas oficiales y también de preparadores independientes o empresas nuevas que nacen con ese único propósito. La clave del éxito reside en que ofrecen un aspecto clásico con tecnología moderna, a veces con más tecnología, otras con el mismo espíritu de antaño pero fabricados con los recursos modernos. En este caso, la startup Charge Automotive ha cogido un Mustang clásico y lo ha “electrificado” para que sea tan rápido como un Mustang Shelby moderno. ¿Sacrilegio o genialidad?

Esta nueva empresa afincada en Reino Unido ha unido los dos extremos del mundo restomod, un ambicioso proyecto que ahora vemos solo en fotos, pero que está listo y que de hecho debutará en el Goodwood Festival os Speed en dos semanas.

Aquí no tenemos un gran V8 con carburadores bajo el capó, sino que este Mustang clásico es algo más silencioso gracias a sus motores eléctricos. Cada motor acciona un eje, dando como resultado un Mustang de tracción total, y con 475 CV y 1.200 Nm de par motor.

Charge Automotive ha elegido una carrocería tipo Fastback del pony car americano, y el diseño se ha perfilado para parecer una preparación americana, añadiendo algún detalle que nos deja ver que no es un muscle car normal, como los faros Led o las llantas multirradio negras. Estas calzan unos Michelin Pilot Sport Cup 2 para intentar enviar al suelo todo es par motor eléctrico.

Los motores los produce Arrival y se alimentan de energía gracias a la batería de inoes de litio de 64 kWh. La marca afirma que cuenta con una autonomía de unos 320 km aproximadamente, pero es una cifra que dará igual a quienes solo quieran experimentar esa tremenda potencia. Y es que este Mustang clásico eléctrico puede hacer en 4 segundos el 0 a 100 km/h y llegar hasta los 239 km/h.

Una vez haya que cargarlo, Charge Automotive lo ha preparado para poder enchufarse en tomas de carga rápida de hasta 50 kW, consiguiendo un tiempo de recarga de solo una hora para llegar al 100%. Del interior no hay detalles, pero seguirá un estilo más moderno con instrumentación digital y un equipo completo de información y entretenimiento.

Si tienes 300.000 libras, unos 335.000 euros, puedes encargar tu muscle car eléctrico, aunque solo se fabricarán 499 unidades, de las cuales las primeras llegarán a sus dueños en el mes de septiembre de este mismo año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.