Habíamos tenido ST-Line, pero hasta ahora el Ford Focus 2018 no había presentado su versión deportiva, su primer escalón para que aflore la pasión por conducir y la deportividad. Ahora ya tenemos aquí el Focus ST 2019, un buen salto generacional y deportivo, con motor diésel y gasolina en su oferta, dispuesto a ganarse un merecido hueco en el terreno de los compactos deportivos.

No solo llega con dos mecánicas diferentes, Ford también ha trabajado para ofertarlo en carrocería familiar y de cinco puertas, por lo que entra de lleno a competir con el León Cupra. Aunque al americano no lo veremos en las calles hasta verano.

Las primeras diferencias entre un Focus ST y uno normal están en su exterior, donde la parrilla es ahora de diseño de panal de abeja, mejorando la refrigeración. Paragolpes delantero y trasero son nuevos, así como el alerón de su zaga, donde también hay un difusor de mayor tamaño y dos salidas de escape de generoso diámetro a ambos lados.

El Focus St 2019 se podrá elegir con colores específicos como es el azul Ford Performance Blue que vimos en el nuevo Fiesta ST, o el Naranja Fury, además del resto de colores disponibles en la gama. Sus llantas son de 18 pulgadas de serie y 19 en opción.

Para el interior el Ford Focus ST 2019 se reserva ciertos detalles que le diferencien de las versiones normales, como los asientos Recaro con tapizado negro y costuras grises, el volante deportivos, pedales de aluminio, molduras a imitación de la fibra de carbono en el salpicadero o los logos ST en color rojo en los reposacabezas y el volante.

Pero sin duda la mayor diferencia la encontramos bajo el capó. Este Focus ST monta un bloque de 2.3 litros Ecoboost turboalimentado con 280 CV y 420 Nm de par, que se entregan a 3.000 vueltas. Gracias a este bloque el ST reducirá el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h por debajo de los 6 segundos.

Ford Focus ST 2019

Y como ocurrió en la generación anterior, hay una variante diésel, la más potente jamás montada en un Focus hasta ahora. Es el bloque de 2.0 litros EcoBlue que produce 190 CV y 400 Nm de par que llegan a solo 2.000 rpm, pero 360 Nm llegan ya desde las 1.500.

Asociado a ambos motores irá de serie el cambio manual de seis velocidades, pero Ford ha preparado una caja de doble embrague de siete velocidades como opción. Además este Focus ST 2019 también tendrá un diferencial delantero eLSD para mejorar su entrega del par.

Llevará suspensión adaptativa denominada Continuosly Controlled Damping, que puede leer el asfalto para ajustar los parámetros del coche. Tanto el diferencial electrónico como esta suspensión solo se incluyen con el Pack Performance, solo disponible para la variante gasolina. En el diésel Ford ofrece el sistema Torque Vectoring Control para optimizar la entrega del par.

Para el equipo de frenos el Ford Focus ST 2019 cuenta con unos discos de 330 mm delante y 320 mm detrás, el cual asegura la marca es cuatro veces mejor que la anterior generación del ST.

Hay tres modos de conducción, Mojado, Normal y Sport, así como la opción del Launch Control y el Track Drive para las versiones con Pack Performance. Será un coche equipado con lo último en ayudas a la conducción y conectividad, además de llevar el nuevo sistema multimedia de la casa, el Sync 3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.